La columna de Pelotazo: Forever Paredes

El delantero ha participado en todos los goles del "Cacique" en el Clausura.

Es hora que Blanco y Negro le haga un "cariñito".

Photosport

Esteban Efraín Paredes Quintanilla. Tiene 36 años y no se cansa de hacer goles por Colo Colo. Eso es una tremenda noticia para los hinchas "albos", que el miércoles quedaron frustrados tras la eliminación en Copa Libertadores.

El goleador del "Cacique" tras la victoria 4-0 sobre Audax Italiano comentó que "las penas del fútbol se pasan con más fútbol". Y el formado en Santiago Morning se tomó eso en serio: dos goles y dos pases gol. Si sumamos eso a lo acontecido en la fecha 1 ante Unión Española, Paredes ha estado presente en todos los goles "albos" del Torneo de Clausura.

Su registro ya cuenta 145 goles en Colo Colo: 111 por el campeonato nacional, 17 por Copa Chile y 17 por Copa Libertadores. Es el tercer goleador histórico del equipo y está a 60 goles de Francisco Valdés, que es el segundo. ¿El primero? Carlos Caszely con 208.

"Chamaco" puede verse como inalcanzable, pero si miramos los números de Paredes desde su regreso de México hay espacio para la esperanza. En 2014 hizo 29 goles, en 2015 la misma cifra, en 2016 llegó a 25 anotaciones y en mes y medio de 2017 lleva 4. De a 20 goles por año, el 2019 haría la gracia. Sin embargo, la edad suma y eso será un tema a considerar. Hasta ahora, no se nota.

Estas cifras que llaman la atención me parecen necesarias para plantear algo que he pensado hace unas semanas y que a mis 35 años sólo lo había pensando con Pedro González en Universidad de Chile. Hay que hacerle contrato indefinido o de por vida al goleador.

Que él decida cuando dejar el fútbol o dejar Colo Colo. Nadie va a poner en duda su capacidad, su entrega por el equipo. Ha sido goleador de cuatro campeonatos con el "Cacique" y campeón en tres. Es el capitán y uno de los máximos referentes de la institución.

Cuando Blanco y Negro está ahogado con las críticas por sus malas campañas internacionales, qué gran medida comunicacional sería hacer esto. Lo que es un reconocimiento a un excelente delantero, puede terminar siendo un "cariño" al hincha blanco, que tan mal lo está pasando.

Acá no hablo de las 31 estrellas nacionales, hablo de los torneos sudamericanos. Desde la obtención de la Copa Libertadores en 1991, el cuadro albo ha jugado diecisiete veces el torneo. ¿Lo mejor? Las semifinales de 1997 y los fatídicos penales ante Cruzeiro. Pero lo demás sólo fracasos: primera fase (2), segunda fase (1), fase de grupos (8) y octavos de final (5).

Es hora de asumir con humildad lo internacional, seguir luchando por más títulos nacionales y hacerlo con la seguridad que Paredes seguirá en Macul hasta que él diga lo contrario.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio