La columna de Pelotazo: No me lo esperaba de ti

Rogelio Farías, Pedro Reyes, Mauricio Pinilla o Arturo Norambuena escribieron capítulos para el recuerdo ante Perú.

Lo que ocurra ante Perú marcará un precedente para lo que viene en las clasificatorias. Ganar es decir "seguimos vivos" en la lucha, mientras que empatar o perder es complicar en gran medida el sueño de clasificar a un tercer mundial consecutivo.

En ese deseo de derrotar a los del Rímac, si uno hace encuestas, claramente los llamados a liderar la esperada victoria son Arturo Vidal, Alexis Sánchez o incluso Claudio Bravo poniendo las manos cuando lo exijan los peruanos. Así pasó en su momento con Enrique Hormazábal, con Leonel Sánchez, con Elías Figueroa, con Carlos Caszely, con Iván Zamorano o con Marcelo Salas. Uno siempre confía en sus figuras, sin embargo, hay veces en que el destino tiene preparada la historia para otros jugadores.

Chile debió jugar ante el mismo rival que hoy para definir su paso al repechaje rumbo a Alemania Federal 1974. Fue una llave pareja (2-0 en Lima y Santiago para cada local) que obligó a definir todo con un desempate en el Estadio Centenario de Montevideo. La delantera de la Roja la formaban Caszely, Sergio Ahumada y Julio Crisosto, sin embargo, fue el suplente Rogelio Farías quien marcó el 2-1 definitivo para ir a jugar con Unión Soviética.

La Roja clasificó a Francia 1998 por diferencia de goles. Alcanzó los mismos 25 puntos que Perú, pero nuestra selección tenía a "Bam Bam" y el "Matador". Suficiente para alcanzar un +14 contra un -1 de los incaicos. Esa distancia se alargó el 12 de octubre de 1997.

Chile ganaba 1-0 con gol de Salas, pero el rival jugaba bien, muy bien. Recuerdo hasta hoy el doble palo de Flavio Maestri. Perú llegaba con tres puntos de ventaja a Santiago y había que ganar para alcanzarlos. Era la penúltima fecha de las clasificatorias. Una locura. Ellos venían a no perder y estaban muy cerca del empate. Pero no pasó y el alivio llegó con un gol de Pedro Reyes. Hizo más goles por la Roja, pero ese, le volvió el alma al cuerpo a todo un país. Al final fue 4-0 con triplete de Salas. Quien ve el marcador pensará que fue fácil, pero fue sufrido y gozado.

A Alemania 2006 no clasificó Chile, pero hubo chances de repechaje hasta el final. Una de las cinco victorias que se logró fue ante Perú en Santiago. Ese 2003 el técnico Juvenal Olmos dispuso el debut en la Roja de Mauricio Pinilla con 19 años. En su primer partido por eliminatorias le dio un pase gol a Reinaldo Navia en Argentina (2-2) y en la segunda fecha le marcó a nuestros vecinos. Un inicio prometedor. La visita empató parcialmente y a veinte minutos del final un suplente Arturo Norambuena anotó el 2-1 definitivo.

Si miramos a otros rivales podemos recordar a Patricio Yáñez ante Paraguay en 1981, a Iván Zamorano ante Venezuela en 1987, a Luis Fuentes ante Bolivia en 2005, a Gary Medel ante Bolivia en 2008, a Fabián Orellana ante Argentina en 2008 o a Matías Campos ante Paraguay en 2011. Eran jóvenes y/o tenían poca experiencia en la selección, pero no defraudaron en el partido indicado.

Este martes ante Perú sabremos si el destino tenía preparado algo para Nicolás Castillo, Enzo Roco, Igor Lichnovsky, Edson Puch, Leonardo Valencia o Oscar Opazo. A la hora de ganar, todo aporte se agradece.

Vamos Chile.  

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio