Tópicos: Deportes | Fútbol Aumentar tamaño Disminuír tamaño

¿El Kremlin conspira contra un delantero del Rayo?

Roman Zozulya, jugador ucraniano de 28 años, causó polémica apenas pisó Sevilla.

En esa oportunidad, bajó con la camiseta de un grupo ultranacionalista de su país.

Por Aldo Schiappacasse

El mundo del fútbol está nuevamente dividido, pero esta vez es por una discusión política que tiene nombre y apellido: Roman Zozulya, jugador ucraniano de 28 años, seleccionado en todas las categorías de su país que el año pasado fue contratado por el Betis de España.

Zozulya generó polémica apenas pisó el aeropuerto de Sevilla, ya que bajó con la camiseta de un grupo ultranacionalista de su país, que se encuentra involucrado en un largo y delicado conflicto armado con Rusia.

Zozulya casi no jugó en el Betis, por razones meramente deportivas. Apenas 150 minutos en 15 partidos, por lo que las autoridades del club decidieron enviarlo a préstamo al Rayo Vallecano, del barrio de Vallecas, en Madrid.

Apenas llegó, una barra denominada los Bukaneros decidió hacerle la guerra apelando a sus ideas políticas. Cuando se presentó en el primer entrenamiento llevaron carteles e hicieron escándalo, obligando a seis patrulleras de la policía a tomar el control.

El jugador y los dirigentes intentaron defenderse con una carta, pero ya era tarde. Fotos de Zozulya con ametralladoras y su historial en las redes de apoyo a los paramilitares ya circulaban profusamente.

Roman apoya decididamente a Stepán Bandera, un líder de su país que creó la Organización de Nacionalistas Ucranianos en 1929 y que en plena segunda guerra mundial formó la rama paramilitar del Ejército Insurgente Ucraniano, que se alió con los nazis para combatir a la Unión Soviética. A tanto llega su admiración que publicó en Twister una foto de Bandera junto a la suya asegurando que se parecían incluso físicamente.

Zozulya decidió volver a Sevilla, donde el plantel del Betis -en su totalidad- dijo que lo habian linchado públicamente. La Liga se querelló contra los hinchas del Rayo, acusándolos de "coacciones bajo amenazas".

Mientras tanto, los Bukaneros se defienden: "No es una cuestión de ideologías o pensamiento, va más allá: el jugador ucraniano ha empuñado armas, ha donado dinero a batallones fascistas, luce sus símbolos y ha manifestado en numerosas ocasiones su apoyo a la ultraderecha de su país, para quien es un símbolo", dicen.

El asunto ha escalado y el canciller ucraniano aseguró que detrás del escándalo está nada menos que el Kremlin, quien habría montado toda esta polémica (apoyando a los grupos de Vallecas) "engañando a hinchas de izquierda" tendiendo una cortiuna de humo tras la anexión de Crimea.

El presidente de la federación Ucraniana, Andriy Pavelko, calificó a Zozulya como "un auténtico patriota que ayudó y ayuda a los militares que rechazan los ataques de los terroristas rusos".

Aunque parezca increíble, en España se está librando la batalla política internacional más trascendente de los últimos años. Y el responsable es delantero y se llama Roman Zozulya.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio