Retrasos de Pastore y Cavani sembraron la discordia en Paris Saint-Germain

Thiago Silva criticó a ambos jugadores.

Archivo

Los retrasos de Edinson Cavani y de Javier Pastore a su vuelta de las vacaciones navideñas y los comentarios al respecto del capitán, Thiago Silva, sembraron la discordia en el vestuario de París Saint-Germain (PSG) en un momento en que sube la presión ante su próximo choque europeo contra Real Madrid.

La prensa deportiva francesa refleja este viernes esas disputas en público entre miembros del plantel, después del ataque lanzado en las redes sociales por Pastore contra Thiago, y critica que el entrenador, Unai Emery, y el director deportivo, Antero Henrique, no hayan tenido una estrategia clara y firme para atajar polémicas.

El argentino reprochó al brasileño sus comentarios de la víspera en los que decía que el equipo vive "un momento muy importante" y que "tenemos que seguir todos unidos aunque ellos (Pastore y Cavani) hayan hecho un gesto que no es bueno para el grupo. Hay que pensar antes de hacer gestos así, no es bueno para todo el mundo".

El capitán añadía que "hay una diferencia entre Pastore y Cavani. Creo que Pastore dijo al club que quería irse, pero al final no han conseguido un acuerdo. Cavani es un poco diferente".

El argentino replicó que "nunca" había hablado con Thiago Silva "ni de mi problema ni de mi futuro. Nunca he puesto presión a nadie. No es mi estilo. No conocía el problema que tuve y que me hizo llegar tarde. Y repito: mi sueño ha sido siempre irme el último (de PSG). Siempre he sido leal. No es verdad que me quiera ir. Me gustaría quedarme para acabar mi carrera".

El diario Le Parisien, sin embargo, reiteró hoy que Pastore ha manifestado a varios de sus compañeros que quiere que PSG lo transfiera.

Y el pasado lunes lo volvió a confirmar "en privado" después de haber presentado sus excusas ante el grupo por el retraso en su vuelta al trabajo a comienzos de año.

Para L'Équipe, con este enfrentamiento resurgieron las tensiones entre los brasileños y los otros sudamericanos del PSG, que experimentó un cambio desde la llegada de Daniel Alves y, sobre todo, de Neymar.

Unas tensiones que se hicieron manifiestas en diciembre, cuando Neymar fue autorizado a viajar a Brasil para ir a visitar a su hermana enferma, pero aprovechó también para participar en una fiesta, de la que circularon fotos por las redes sociales.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio