Tópicos: Entretención | Sucesos Aumentar tamaño Disminuír tamaño

Joven neozelandés vivió un drama laboral por tatuaje

Mark Cropp tiene 19 años y una marca presidiaria.

La historia tiene un final feliz.

El joven neozelandés Mark Cropp vive un curioso drama laboral: nadie le quiere dar trabajo por una peculiar marca que luce en su cara. Todo por culpa del alcohol en la prisión.

"Hubo personas que se encogieron de hombros y se rieron de mí", dijo el joven quien tiene tatuada en la cara la palabra 'DEVAST8' (devastar, en inglés), según informa The Independent.

El desempleado, de 19 años, estaba ebrio cuando su hermano y compañero de celda le hizo ese tatuaje mientras cumplía una condena de dos años de prisión por un cargo de robo con agravantes.

El adorno debía ser pequeño, pero después de que la pareja tomaran una bebida alcohólica improvisada hecha con manzanas fermentadas, azúcar y pan, el plan se les fue de las manos y el tatuaje ocupó toda la mitad inferior de su cara.

Las autoridades de Nueva Zelanda propusieron a Cropp quitarse el tatuaje, pero se negó en varias ocasiones. La historia, sin embargo, tiene un final feliz. Al difundir su imagen en un grupo de empleo de Facebook le llegaron propuestas para borrarle gratis la marca y varias ofertas de empleo.

Imagen foto_00000017

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio