Grupo de "paramilitares" irrumpió en iglesia y agredió a obispos de Nicaragua

Publicado:
| Periodista Digital: EFE

La muchedumbre irrumpió violentamente en la basílica de San Sebastián, en la ciudad de Diriamba, , y agredió a varios prelados y periodistas.

El ataque fue parte de los actos violentos que se dan en medio de una crisis que ha cobrado la vida de al menos 320 personas desde el 18 de abril pasado.

Grupo de
 EFE
Llévatelo:

Un grupo de parapolicías irrumpió violentamente en la basílica de San Sebastián, en la ciudad de Diriamba, Nicaragua, y agredió a varios obispos y periodistas, entre ellos el nuncio Stanislaw Waldemar Sommertag, el cardenal Leopoldo Brenes y el obispo Silvio Báez.

La agresión ocurrió la tarde del lunes, cuando los obispos viajaron a Diriamba, 42 kilómetros al sur de Managua, para liberar a un grupo de paramédicos y misioneros franciscanos sitiados por los parapolicías en el templo.

"Gracias a Dios hemos podido llegar a Diriamba y sacar a las personas que estaban en la basílica como rehenes. Lo que nosotros hemos sufrido no es nada comparado con lo que ha sido víctima la mayoría de los nicaragüenses", dijo Báez, quien además fue herido en su antebrazo derecho.

La situación se presentó después de que una delegación de la iglesia católica, acompañada por la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPHD), entró en la plaza central de Diriamba, cuya basílica estaba rodeada por unos 200 encapuchados paramilitares y parapolicías, así como decenas de policías fuertemente armados y algunos de ellos también con los rostros tapados.

Efe pudo constatar que cuando la delegación eclesiástica llegó al lugar los agentes uniformados desaparecieron para dar paso a centenares de encapuchados civiles y simpatizantes del presidente Daniel Ortega.

Esos grupos se aproximaron a la basílica al grito "¡entreguen las armas!" y "¡No eran estudiantes, eran delincuentes!", en referencia a los universitarios asesinados por la represión.

En medio de una fuerte tensión, los obispos consiguieron acceder al templo, al igual que algunos simpatizantes orteguistas, que gritaban consignas a favor del presidente.

En el interior del templo había al menos una docena de paramédicos y religiosos con batas moradas y la cara cubierta con tapabocas que esperaban ser liberados por los obispos. Ese grupo fue evacuado por una puerta lateral de la basílica, mientras los sacerdotes intentaron bloquear el acceso trasero, sin éxito.

El ataque a los obispos fue parte de los actos violentos que se dan en medio de una crisis que ha cobrado la vida de al menos 320 personas desde el 18 de abril pasado a causa de la represión del Gobierno, según la ANPDH.

Un nuevo incidente

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) denunció horas después que un templo católico en la ciudad de Jinotepe (Pacífico) fue profanado el lunes por un grupo de "paramilitares".

"La tarde de hoy, fuerzas paramilitares profanaron el templo y agredieron a los sacerdotes Jalder Hernández y Eliseo Hernández, en la parroquia Santiago en Jinotepe. !El Señor tenga piedad de los necios e insensatos!", denunció la CEN, en sus redes sociales.

Vecinos de la parroquia divulgaron fotografías y videos sobre el desastre ocasionado por los "paramilitares".

En las imágenes puede observarse la destrucción casi total del interior de la parroquia, que incluyó vidrios rotos, sillas y escritorios destruidos, imágenes con huecos en las cabezas, y toda la papelería lanzada a la calle.

El clero también denunció que los "paramilitares" despojaron a los sacerdotes de sus celulares, pero no se llevaron el dinero que había en la parroquia.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados
Lo + de Mundo