Presidente paquistaní subrayó que Bin Laden puede estar en cualquier parte

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El general Pervez Musharraf pidió a quienes aseguran que el terrorista está en su país entregar los datos respectivos al gobierno.

Llévatelo:

El presidente de Pakistán, general Pervez Musharraf, dijo que el terrorista Osama bin Laden puede estar en cualquier parte, con lo que intentó minimizar las continuas conjeturas en torno al paradero del líder de la red terrorista Al Qaeda, que lo sitúan en algún lugar de la frontera afgano-paquistaní.

 

En un encuentro con periodistas en la base aérea de Chaklala, de donde partió en visita oficial a Arabia Saudí, Musharraf señaló que le gustaría pedir a la gente que aventura posibles paraderos de Bin Laden que acudiera a las autoridades de Islamabad para aportar datos concretos sobre el paradero del hombre más buscado del planeta.

 

Musharraf manifestó que había conversado telefónicamente con el presidente afgano, Hamid Karzai, y que las relaciones entre ambos países discurren sin problemas, en un clima de pleno entendimiento y muy bien coordinadas, en especial en lo tocante a la cooperación entre servicios secretos y la lucha antiterrorista, sobre todo a lo largo de la frontera común.

 

Con respecto a su visita a Arabia Saudí, históricamente un estrecho aliado de Pakistán, Musharraf señaló que analizará diversos asuntos con las autoridades de Riad, en especial los relativos a las relaciones bilaterales, el proceso de reestructuración de la Organización de la Conferencia Islámica (OIC), y la situación en Medio Oriente, así como el pleno apoyo a la creación del Estado palestino.

 

En Jordania en tanto, un diario informó que el número dos de la Organización de Al Qaeda en Irak murió durante la operación militar lanzada días atrás por el Ejército de Estados Unidos contra la localidad de Qaim, en la frontera con Siria.

 

El rotativo Al Gahd, que citó "fuentes bien informadas", señaló en su edición de este sábado que el ciudadano sirio Jaled Suleiman Darwish, alias "Abú Alghadiyá", era el brazo derecho del presunto líder del grupo, el jordano Abu Musab al Zarqaui.

 

"La muerte de Abú Alghadiyá no ha sido declarada oficialmente por la organización para evitar que pueda impactar de forma negativa en la moral de los combatientes", explican las fuentes del diario.

 

La publicación explica que a los dos islamistas les unía una estrecha y vieja amistad, ya que juntos fundaron en 1999 el denominado "Grupo de los Guerreros sirios" mientras se adiestraban en Afganistán.

 

Cuando después viajaron a Irak, fundaron la organización radical "Monoteísmo y Guerra Santa" con la que se afiliaron a la red internacional que lidera Osama bin Laden.

 

Tanto Abú Alghadiyá, dentista de profesión y casado con una mujer jordana, como Al Zarqaui, son juzgados en ausencia en Jordania por su supuesta implicación en un plan para atacar con armas químicas varias instalaciones turísticas e intereses políticos extranjeros, como la embajada estadounidense en Irak.

 

El combatiente sirio es el segundo alto mando de Al Qaeda en Irak que ha muerto en las operaciones militares estadounidenses contra la insurgencia iraquí en Qaim.

 

El grupo reconoció el pasado jueves a través de internet que uno de sus líderes, Abdalá Rushud, había perecido hace un mes y medio cerca de la frontera siria. (EFE)

Relacionados
Lo + de Mundo