Carlos Mesa denuncia intención de eliminarlo "políticamente" con juicio en su contra

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El ex presidente enfatizó que lo que hoy ocurre es "la confirmación de lo que está viviendo Bolivia en términos de su democracia: la criminalización de la política".

El proceso se remonta a 2004, cuando fueron revocadas concesiones mineras a la empresa con mayoría de capital chileno Non Metallic Minerals.

Carlos Mesa denuncia intención de eliminarlo
 EFE

Carlos Mesa dijo que "pase lo que pase" no renunciará a ser vocero de la causa marítima boliviana porque su "compromiso es con el país".

Llévatelo:

El ex presidente de Bolivia Carlos Mesa sostuvo este miércoles que existe una intención de eliminarlo "políticamente" tras la decisión de la Fiscalía de solicitar autorización para enjuiciarlo por un fallo internacional que obligó a su país a pagar una multa millonaria a una empresa chilena.

Mesa, que también es vocero de la demanda marítima boliviana contra Chile, dijo a los medios que la decisión del Ministerio Público es "la confirmación de lo que está viviendo Bolivia en términos de su democracia: la criminalización de la política".

Esta criminalización, según dijo, se efectúa a través de un "mecanismo que sustituye a la dictadura de botas y de charreteras, de tanques y de ametralladoras, por la persecución judicial a título de investigación y de cargas de defensa del Estado".

El ex mandatario reaccionó así tras conocer que el Ministerio Público presentó ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) el requerimiento acusatorio de juicio de responsabilidades en su contra dentro del caso conocido como Quiborax.

Mesa vaticinó que la aprobación del juicio se hará "en tiempo récord".

No descartó acudir a instancias internacionales tras agotar las instancias legales internas porque "se están vulnerando los derechos fundamentales de una persona a la que se acusa cuando hay pruebas más que fehacientes" de que hay que investigar también a otra gente.

Aseguró que no tiene problema con la investigación, pero demandó que en la misma se incluya a ex funcionarios y actuales autoridades vinculadas con el caso, como el ministro de Justicia, Héctor Arce, y el procurador general, Pablo Menacho.

"¿Cómo puede ser posible que se haga una acusación que solamente toma en consideración la fase inicial del proceso de expulsión de Quiborax y no la pésima defensa que se ha hecho durante diez años? Eso es una aberración", manifestó Mesa.

Aseguró que se considera "acusador de quienes son los verdaderos responsables de este desastre de defensa del caso Quiborax".

¿Candidato presidencial?

Mesa sostuvo que "en principio no quiero ser candidato a la presidencia del Estado", pese a que es uno de los opositores que mejor marca en las encuestas frente a Evo Morales.

En una entrevista radial, Mesa enfatizó que primero espera que se respete el referendo del 21 de febrero, en el que se rechazó la reelección de Morales.

En este contexto, añadió, "creo que adelantarme a eso, no antes de que los acontecimientos se produzcan, sería distorsionarlo, porque volvemos a jugar al tema de la candidatura".

"Yo prefiero dar una respuesta categórica, demos primero el paso uno (respeto al voto del 21F), con ese paso estoy absolutamente comprometido. Cuando ese paso haya sido resuelto, espero que positivamente, volveremos a hablar de la candidatura. En este momento mi respuesta es la que te acabo de dar", sostuvo.

El origen del caso

El proceso se remonta a 2004, cuando fueron revocadas concesiones mineras a la empresa con mayoría de capital chileno Non Metallic Minerals, socia de la chilena Quiborax, durante el Gobierno de Mesa.

Ambas firmas presentaron una controversia ante el CIADI, entidad dependiente del Banco Mundial que a finales de mayo cerró el caso a favor de las demandantes al entender que la revocación no se ajustó a la ley.

En junio pasado, el Estado boliviano firmó un acuerdo para compensar con 42,6 millones de dólares a las empresas chilenas.

El Gobierno de Morales responsabiliza a Mesa del fallo adverso argumentando, entre otros, que con las decisiones asumidas por el exmandatario el país no cumplió con las leyes internas ni con el derecho internacional.

Mesa defendió los procedimientos aplicados para revocar la concesión y consideró que lo que busca el Gobierno es que la gente se olvide del referendo de 2016 que negó a Evo Morales la posibilidad de ser candidato en las elecciones generales de 2019.

Añadió que "pase lo que pase" no renunciará a ser vocero de la causa marítima boliviana porque su "compromiso es con el país".

Relacionados
Lo + de Mundo