Torero murió en Francia al sufrir una cornada de 15 centímetros

El español Iván Fandiño consecuencia de las heridas provocadas por un toro.

"Que se den prisa en llevarme al hospital que me estoy muriendo", expresó.

EFE
Con la muerte de Iván Fandiño, son dos los toreros fallecidos a consecuencia de una cornada en lo que va de siglo.

Con la muerte de Iván Fandiño, son dos los toreros fallecidos a consecuencia de una cornada en lo que va de siglo.

El matador de toros Iván Fandiño falleció este sábado en la plaza de Aire-sur-l'Adour, en el suroeste de Francia, como consecuencia de las heridas provocadas por un toro de Baltasar Ibán, que le asestó una cornada de 15 centímetros que afectó a órganos vitales, entre ellos el pulmón, indicaron a Efe fuentes oficiales.

El torero español, de 36 años, fue por el tercer toro en un quite con el capote, pero cayó al suelo por el embiste del animal. Pese a que logró levantarse, el toro le siguió, volvió a derribarle y fue en ese momento cuando se produjo la fatal cornada, según indicaron testigos presenciales.

A toda prisa fue conducido a la enfermería por las cuadrillas y compañeros, a uno de los cuales, el galo Thomas Dufau, pronunció Fandiño sus últimas palabras: "Que se den prisa en llevarme al hospital que me estoy muriendo", según recoge el diario francés Sud-Oest.

Fandiño ha estado más de una hora en la enfermería y no fue trasladado al hospital hasta que finalizó la corrida.

Durante ese largo tiempo, los doctores que le supervisaron en un primer momento, muy preocupados al no conocer todavía el alcance de la cornada, decidieron sedarle por completo, pues, según palabras de los propios galenos al apoderado de Juan del Álamo, Rui Bento Vasques, que accedió a la enfermería para interesarse por su estado de salud, el diestro pegaba "auténticos alaridos de dolor".

Después del festejo fue trasladado en ambulancia para recorrer los 33 kilómetros que separan las ciudades francesas de Aire Sur L'Adour y Mont de Marsan, pero Fandiño entró en el hospital "clínicamente muerto", según declaraciones del cirujano que lo asistió en el hospital "Layné" al diario Sud-Oest.

Y, aunque no habrá un parte médico oficial hasta mañana por la mañana, la fatal cornada afectaba a "hígado, riñón y pulmones".

Con la muerte de Iván Fandiño, son dos los toreros fallecidos a consecuencia de una cornada en lo que va de siglo, después de la de Víctor Barrio, que hace un año perdió también la vida a cargo de las astas de un toro de "Los Maños" en la plaza de toros de Teruel.

Iván Fandiño (Orduña, Vizcaya, 1980) fue un torero que se abrió paso a golpe de afición y sacrifico. Forjado en la capeas de Guadalajara, se enfrentó siempre al sistema y a las grandes casas empresariales de la mano de su amigo y apoderado, Néstor García, con quien trabajó codo con codo desde sus inicios hasta la funesta tarde de hoy en Francia

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio