Austria controlará sus fronteras para rechazar inmigrantes si Alemania también lo hace

Publicado:
| Periodista Digital: EFE

El vicecanciller federal austríaco aseguró que la medida provocará una "reacción en cadena" en la zona de ser autorizada.

El gobierno ultranacionalista reconoció que tales controles "requerirían un gran despliegue de personal" de seguridad.

Austria controlará sus fronteras para rechazar inmigrantes si Alemania también lo hace
 EFE

La idea del ministerio del interior alemán ya ha sido rechazada por la canciller Angela Merkel.

Llévatelo:

Austria controlará sus fronteras con el fin de rechazar migrantes si Alemania adopta una medida similar, afirmó este sábado el vicecanciller federal de ese país, Heinz-Christian Strache.

En declaraciones a la radio pública austríaca ORF, el vicecanciller y líder del ultranacionalista Partido Liberal (FPÖ) vaticinó que la medida que aspira a implantar el ministro alemán del interior, Horst Seehofer, desatará una "reacción en cadena" en las fronteras de otros socios comunitarios.

"Es la consecuencia lógica. Si Seehofer ordena proteger las fronteras (intercomunitarias) y que se rechace a personas (extracomunitarias) que han sido registradas en otros países (miembros), estamos por supuesto preparados", dijo Strache.

Al respecto, "el ministro del interior, (Hebert) Kickl, ha tomado todas las medidas necesarias en los últimos meses", aseguró el político en una entrevista al diario "Österreich" que se publicará este domingo.

El vicecanciller además estimó que la posible materialización de esos planes significaría que el espacio de libre circulación de Schengen "quedará suspendido por cierto tiempo", una medida que Strache considera necesaria porque, en su opinión, hay que impedir que "alguien que llega de forma ilegal a Europa tenga el derecho jurídico de pedir asilo".

El líder ultranacionalista reconoció que tales controles "requerirían un gran despliegue de personal" de seguridad.

El ministro alemán Seehofer aboga por imponer los citados controles como medida nacional, lo que la canciller, Angela Merkel, rechaza al defender la búsqueda de una solución comunitaria.

Las divergencias de ambos en este tema han hecho que aumente la tensión en el gobierno alemán y ambos políticos se dieron el lunes un plazo de dos semanas a la espera de lograr consensuar una línea común en la Unión Europea (UE) sobre política de asilo.

Para avanzar en ello, 16 jefes de Estado y de gobierno de la UE celebrarán este domingo una cumbre informal en Bruselas, que deberá buscar puntos de consenso de cara al Consejo Europeo de la semana próxima.

Relacionados
Lo + de Mundo