Andrés Pascal Allende: Mauricio Rojas no fue militante del MIR

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El ex secretario general del Movimiento de Izquierda Revolucionaria negó que el ministro haya sido parte del mismo.

Afirmó que se han hecho averiguaciones entre participantes históricos que lo descartan.

"Esas personas deberían investigar un poquito mejor, Miguel Enríquez estuvo dos veces en mi casa", respondió el escritor.

Andrés Pascal Allende: Mauricio Rojas no fue militante del MIR
 ATON

Mauricio Rojas, nombrado ministro recién el jueves, es hoy el foco de la polémica, tras viralizarse su opinión de que "El Museo de la Memoria es un montaje".

Llévatelo:

El escritor Mauricio Rojas, nombrado el jueves como ministro de las Culturas, las Artes y el Patrimonio del Gobierno de Sebastián Piñera, "no fue militante del MIR".

Así lo afirmó, en declaraciones a La Tercera, el ex secretario general del Movimiento de Izquierda Revolucionaria Andrés Pascal Allende.

El pasado mirista de Rojas es uno de los elementos clave de su autodifundida conversión ideológica hacia la derecha, tras un exilio en Suecia. Dicha experiencia lo ha llevado a reconocerse -junto al ex comunista, escritor y actual canciller Roberto Ampuero- como "un converso".

Pascal Allende aseguró al matutino, no obstante, que él "no conoció" a Rojas y que éste  "no fue militante del MIR".  

Ante las dudas, señaló, se hicieron averiguaciones entre ex participantes del MIR tanto en Chile como de quienes estuvieron en el exilio en Suecia, donde Rojas tampoco fue parte de las estructuras del MIR.

"No tuvo relación"

Estas indagatorias han arrojado que, aparentemente, durante el Gobierno de la Unidad Popular Rojas estuvo en Europa y a fines de 1972, al volver, ingresó a estudiar Derecho a la Universidad de Chile, "donde se vinculó a un grupo de trotskistas que dirigía un estudiante de apellido Vallespín, pero que no tuvo relación con el MIR", explica La Tercera.

Tras el golpe, en Suecia, "durante un breve período se reunió con exiliados chilenos, pero pronto fue variando en su posición política, hasta que entró a un centro de estudios de derecha ligado al Partido Liberal sueco. A esa colectividad representó las dos veces en que fue parlamentario en Suecia", reseña el matutino.

Imagen foto_00000016

"Miguel Enríquez estuvo dos veces en mi casa"

Frente a las dudas expresadas, Rojas señaló que "esas personas deberían investigar un poquito mejor. Les recomiendo leer 'Diálogo de Conversos'; ahí van a tener exactamente qué es lo que hacíamos: Miguel Enríquez estuvo dos veces en mi casa, se la facilitamos para que se reuniera el comité central del MIR, donde yo vivía, en la calle Catedral", recordó.

El ministro atribuye las suspicacias a que "a veces te tratan de empequeñecer o enlodar por cosas. Hay algunas personas que creen o tal vez les duele que alguien que realmente viene de ahí, que creyó, que se jugó, que estuvo dispuesto a todo un día reflexiona y dice ese era un mal camino y explica por qué, además, y te lo explica con la verosimilitud de alguien que ha estado allí. Yo creo que eso siempre puede causar un efecto un poco así, de ganas de negar este testimonio", reflexionó.

Imagen foto_00000017
Miguel Enríquez, emblemático líder del MIR, muerto a manos de la DINA en 1974.

La polémica del Museo

Esta controversia sobre el pasado político de Mauricio Rojas se da en medio del escándalo provocado luego de que, en la víspera, se viralizara un fragmento de su "Diálogo de conversos" con Roberto Ampuero donde afirma que el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos de Chile "es un montaje".

"Se trata de un montaje cuyo propósito, que sin duda logra, es impactar al espectador, dejarlo atónito, impedirle razonar (...) Es un uso desvergonzado y mentiroso de una tragedia nacional que a tantos nos tocó tan dura y directamente", dijo Rojas, que se desempeñaba hasta esta semana en La Moneda escribiendo discursos del Presidente Sebastián Piñera.

La misma opinión la expresó en una entrevista con CNN es Español: "Eso (el Museo) es algo para que la gente no piense, para atontarte. No hay ninguna explicación de cómo se llegó a dónde llegamos".

"Es una forma de crearte un verdadero trauma; ése es un museo de la izquierda, para contar una versión falsa de la historia de Chile, porque oculta esa parte importante: cómo llegamos a odiarnos de tal manera", alegaba enfático en televisión.

Sus palabras han provocado un rechazo generalizado del mundo político y cultural, pese a haber señalado que recapacitó y que tales conceptos ya no representan su "pensamiento actual". Diversos actores públicos exigen abiertamente su salida.

 

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados
Lo + de País