Laicos de Osorno: "El papa es responsable de todo lo que hemos vivido"

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl

Juan Carlos Claret, vocero de la agrupación, se refirió al comunicado del Vaticano que anticipa "medidas adecuadas y duraderas" para la Iglesia en el país.

"Los obispos de Chile tienen que responder por el silencio cómplice que han tenido con Barros", agregó.

Laicos de Osorno:
 ATON
Llévatelo:

Juan Carlos Claret, vocero de la agrupación Laicos de Osorno, se refirió este sábado al comunicado del Vaticano respecto a la reunión del papa Francisco con los obispos chilenos y afirmó que, si bien el pontífice es el responsable de "todo lo que han vivido en los últimos tres años", los obispos de Chile deben responder por el "silencio cómplice" que llevaron a cabo.

Esto, en respuesta a un comunicado del Vaticano en donde se informó que desde la Santa Sede anticipan "medidas adecuadas y duraderas" para superar la crisis de la Iglesia Católica en Chile.

"Juan Barros presentó su renuncia en dos ocasiones al papa y éste decidió no aceptárselas, por lo tanto, (...) en una institución jerárquica como es la Iglesia, el papa ha sido el responsable de todo lo que hemos vivido durante tres años", dijo.

"No obstante, los obispos de Chile tienen que responder por el silencio cómplice que han tenido con Barros porque ellos, sabiendo todo lo que estaba sucediendo y que todo era evitable, decidieron sumarse a una defensa corporativa", agregó Claret.

Cabe recordar que horas antes, el obispo de Puerto Montt, Cristián Caro, defendió el silencio de Barros previo a su reunión con el papa, lo que también fue duramente criticado por Claret.

"Esperamos la remoción de obispos"

Además, el vocero de los Laicos de Osorno afirmó que esperan que la primera medida para solucionar el problema con la Iglesia Chilena sea la remoción de obispos porque los que van a reunirse con el papa no son personas que cometieron simples pecados, "sino que cometieron o participaron en delitos".

"De esta reunión, lo único que esperamos es que se tomen las medidas que son una condición mínima para poder empezar a discutir los problemas que tiene la Iglesia, como es la remoción de obispos", dijo.

"Comprendemos que con su remoción no solucionará el problema -que es institucional- pero es la condición mínima para poder empezar a discutir porque son personas que, si no fueran obispos, deberían estar presos", agregó.

"No estamos hablando de que estas personas se van a reunir con el papa sean personas que cometieron simples pecados de orden pastoral, sino que cometieron o participaron en delitos", concluyó.

Relacionados
Lo + de País