Tópicos: País | Policial Aumentar tamaño Disminuír tamaño

En prisión preventiva quedó presunto agresor de mujer en restaurante de Estación Central

El sujeto admitió haberla atacado con aceite caliente pero en defensa propia.

Será formalizado este miércoles.

ATON (Archivo)
El sujeto rechazó acusaciones de violación, ya que aseguró ser la pareja de la víctima.

El sujeto rechazó acusaciones de violación, ya que aseguró ser la pareja de la víctima.

La Dirección de Investigación Criminal de Carabineros detuvo al presunto agresor de una mujer de nacionalidad venezolana que denunció haber sido encerrada, violada y quemada con aceite caliente en un restaurante de comida peruana en Estación Central en el que ambos trabajaban.

El sujeto, que se desempeñaba en el mismo local, pero como cajero, ya había sido denunciado a su jefe por parte de la víctima debido a que la hostigaba constantemente y que incluso la había fotografiado en más de una oportunidad cuando ella iba al baño.

Además, el acusado coordinó todo para quedarse a solas con la joven de 23 años en el local, incluso cerrando con candado el restaurante para que nadie escuchara. 

El detenido fue identificado Flénix Alonso Gonzales, de 44 años, quien reconoció el ataque con aceite, pero no la violación y además sostuvo que eran pareja.

"Ella era mi novia, ella se acostó conmigo. Nunca lo hice (la violación), fue un plan que me están haciendo. No la ataque nunca, me atacó ella con un cuchillo, yo me defendí, le eché un poquito de aceite, no lo niego, pero nunca la viole porque ella era mi novia", dijo el detenido.

subir Prisión preventiva

Durante este miércoles se desarrolló la audiencia de formalización en la que el juez decretó la prisión preventiva del sujeto mientras se extienda la investigación, cuyo plazo se estableció en 120 días.

La Fiscalía apunta a una premeditación en el actuar del sujeto y reiteró el hostigamiento del que era víctima la joven

"Hay un testigo que dice que justamente el imputado el día anterior le señaló a la tercera persona que tenía que ir al local que no fuera, en circunstancias que eso no era verdad. Si logramos acreditar eso, efectivamente hay una intención del imputado para quedarse solo con la víctima y lo logra", dijo la fiscal Paola Trisotti.

"Hay circunstancias que también dan cuenta que habría algún tipo de obsesión de parte del imputado hacia la víctima, esto de tomarle las fotos en el baño da cuenta de situaciones desde antes estar pendiente de la víctima y querer algo con ella en definitiva", añadió la persecutora.

En tanto, la defensa aseguró que fueron relaciones consentidas, que tenían una relación de pareja y que el imputado también había recibido una agresión por parte de la joven.

"Ellos habían tenido una relación previa, no develada por las circunstancias sociales difíciles para ella que se supiera esto. En ese sentido, se discute por parte de los ilícitos, cuestión que en el transcurso del desarrollo de la investigación vamos a poder determinar y, sobre todo, acompañar esa evidencia que parece relevante", comentó la defensora penal pública Elizabeth Hauwey.

Hasta 25 años de pena arriesga el sujeto, quien cumplirá su prisión preventiva en el penal Santiago I.

La joven venezolana está consciente y se recupera de las graves lesiones que sufrió.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio