Ex ministro Enrique Correa renunció al Partido Socialista

Las posibles sanciones que anunció el PS para sus militantes que no respaldaran el proyecto de royalty a la minería gatillaron la dimisión del político y asesor comunicacional.

Enrique Correa, ex ministro secretario general de Gobierno del presidente Patricio Aylwin, presentó su renuncia como militante del Partido Socialista (PS), luego que la colectividad anunciara el pasado fin de semana que se estudiarán sanciones para los miembros de la tienda que no respaldaran el proyecto de ley que fija una regalía a la gran minería.

 

La participación de Correa en el equipo de asesores del Consejo Minero de Chile, entidad que busca evitar la aprobación del texto legal, fue cuestionada por varios sectores al interior del PS y por el senador democratacristiano Jorge Lavandero.

 

En una carta que envió al presidente del PS, Gonzalo Martner, y que el mismo timonel dio a conocer, Correa señaló que su renuncia es motivada por las posibles sanciones disciplinarias que evalúa el partido respecto al tema.

 

Martner valoró el aporte de Correa en la lucha contra la dictadura militar y la consolidación democrática realizada por los gobiernos de la Concertación, pero afirmó que respeta su decisión de abandonar la colectividad.

 

Respecto de la salida de Correa, el vicepresidente del PS, Jaime Gazmuri, señaló que nunca se pidió la renuncia de ningún militante por su postura frente al royalty, sino que sólo fijo la postura de la colectividad frente al tema.

 

"Yo no vinculo la renuncia de Enrique directamente a lo que hemos dicho sobre el royalty. Lo que hemos dicho es una cosa que es bastante evidente (....) señalar que quien esté en contra del royalty se coloca fuera de lo que es el espíritu, la línea del Partido Socialista, es lo mínimo que podíamos decir", aseguró Gazmuri.

 

En tanto, el ministro del Interior, José Miguel Insulza, lamentó la renuncia de Enrique Corea al PS.

 

"Me entristece mucho. Creo que es uno de los hombres más inteligentes y capaces que han tenido los gobiernos de la Concertación. Su militancia debería haber sido un orgullo para el PS. Desgraciadamente hubo gente que no lo entendió así, que se dedicó a juzgarlo apresuradamente sin siquiera conversar con él", indicó Insulza.

Repercusión en Twitter

Publicar en su sitio