Osorno: Pensionado vive hace dos meses en un tubo de desagüe

Heliberto Vidal Ojeda, de 79 años, vive con cinco frazadas y un colchón a orillas del río Rahue.

Oriundo del sector Buenaventura, en la comuna de Río Negro, no recibe ningún tipo de asistencia.

Diego Rosas / Diario El Austral
El anciano fue descubierto por un vecino de Rahue, quien difundió su caso por redes sociales.

El anciano fue descubierto por un vecino de Rahue, quien difundió su caso por redes sociales.

En jornadas donde las temperaturas han llegado a un punto mínimo, un hombre de 79 años, llamado Heliberto Vidal Ojeda, se encuentra viviendo desde hace dos meses en un tubo de desagüe a orillas del río Rahue, en el Parque Bellavista de Osorno, Región de Los Lagos.

Oriundo del sector Buenaventura, en Río Negro, no recibe ninguna asistencia más allá de la pensión que le ayuda a sobrevivir, debido a que no figuró en el pasado censo que catastró más de 120 personas en situación de calle, reveló el diario El Austral

El anciano fue descubierto por un vecino de Rahue, José Águila, quien expresó que "fue algo fuerte verlo en esas condiciones, por ello quise difundir su caso a través de las redes sociales".

Sobre quién es y las razones que lo llevaron hasta esa realidad, Heliberto Vidal explicó que hace más de medio siglo, "cuando ya tenía 20 años, dejé el hogar de mis padres y comencé a buscar trabajo"; se define así mismo como "un patiperro" y no tiene ningún familiar con vida.

"Hace poco estaba en el sector de Forrahue", pero "llegué a tirar lienza y observé que el tubo estaba seco y desde hace dos meses es mi hogar. Me gustaría tener un techo donde poder vivir, pero mientras ello no ocurra seguiré durmiendo acá", explicó el adulto mayor al medio osornino.

El pensionado dice que recibe alimentación de una mujer que lo encontró mientras paseaba su perro: "Yo desayuno en la mañana, tengo agua limpia que saco de la llave de la cancha de fútbol, porque usted entenderá que del río no se puede sacar, menos ahora que viene cochina por la lluvia", detalló.

"El único miedo que tengo es que se derrumbe la estructura y quede aplastado", relató Heliberto, quien todos los días vuelve a dormir ahí tras deambular por la feria ganadera en Ovejería, donde a veces obtiene oportunidades de algún trabajo.

subir Sobreviviendo a una mínima de -0,4 grados

Sobre cómo enfrenta las bajas temperaturas -que la madrugada de este viernes llegó hasta -0,4 grados-,  dijo que tiene "cinco frazadas para abrigarme, además tengo un colchón donde duermo" y reconoció que "con la lluvia el río creció mucho y pensé que se iba a subir hasta acá, por suerte eso no pasó, pero igual me preocupé".

El pasado jueves, el Hogar de Cristo le explicó a Vidal Ojeda la posibilidad de hospedarse en uno de sus centros, pero el hombre rechazó el ofrecimiento y sólo manifestó la necesidad de tener una pieza o una casa donde pasar los últimos días de su vida, indicó el rotativo.

El caso de Heliberto fue puesto en conocimiento al seremi del Ministerio de Desarrollo Social, Gonzalo Reyes -quien desconocía el caso-, y se comprometió a realizar gestiones para integrarlo a la red de apoyo a personas en situación de calle.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio