Chilenos analizan ambientes extremos para develar origen de la vida terrestre

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Científicos de la UC analizan el suelo del desierto de Atacama por su similitud con Marte.

Los resultados podrían extrapolarse a otros lugares del Sistema Solar.

Llévatelo:

El origen de la vida y las posibilidades de encontrarla en otros lugares del Universo es uno de los secretos que pretenden develar un grupo científicos de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Católica, quienes están estudiando microorganismos de ambientes extremos como modelos de formas de vida que podrían extrapolarse a otros lugares del Sistema Solar.

Para ello están analizando el Desierto de Atacama, por la similitud que tienen sus suelos y las condiciones de radiación y humedad con Marte.

"Si conocemos las adaptaciones moleculares que han desarrollado las bacterias en ese ambiente tan inhóspito, vamos a estar más cerca de conocer lo que encierra ese planeta", señaló Rafael Vicuña, profesor del departamento de Genética Molecular y Microbiología y decano de la facultad.

Hasta ahora han encontrado microorganismos (cianobacterias) que hacen fotosíntesis prácticamente sin luz, en la Cordillera de la Costa, cerca de Antofagasta.

Estos se protegen de la radiación y establecen un micro-ecosistema debajo de rocas de cuarzo, ya que este tipo de rocas -además de ser translúcidas- se mantienen más frías que el ambiente, retardando la evaporación del agua de la niebla que se acumula bajo ellas.

Algo similar hallaron al interior de cavernas. Allí los investigadores encontraron otros microorganismos haciendo fotosíntesis con niveles bajísimos de luz. Se trataba de microalgas unicelulares del género Cyanidium, que además eran muy primitivas en su estructura celular.

"Dada la antigüedad del desierto de Atacama esto podría tener sentido, porque habría  tiempo suficiente para que  los procesos evolutivos expliquen  situaciones como éstas", dijo Armando Azúa, otro de los científicos de la UC.

 

Imagen
Se han encontrado en el desierto microorganismos que hacen fotosíntesis casi sin luz.

Otros hallazgosCerca de Iquique, también encontraron un tipo de microalga del género Dunaliella,  que sólo crece sobre telarañas. De las 27 especies anteriormente descritas, todas acuáticas, esta es la  única capaz de crecer en el aire.

Otra de las investigaciones se desarrolla en el Salar de Llamara, al interior de Iquique. Aquí se describen uno de los cuatro lugares del mundo que presentan estromatolitos vivos. Estas estructuras, formadas por  cianobacterias, constituyen un ejemplo de los ecosistemas microbianos más antiguos de  la Tierra.

Hasta ahora sólo se habían encontrado estromatolitos vivos  en Australia y cerca de Bermudas, siempre asociados a ambientes marinos muy salinos, que impiden  la presencia de otros organismos. "Esto nuevamente apunta hacia la idea de antigüedad, y en este caso, hace 3.500 millones de años, cuando recién estaba  surgiendo la vida en la Tierra", explicó Azúa.

Explicó además que la composición de sales que dan origen a los estromatolitos y la composición del agua donde se han encontrado, son similares al material que los robots Opportunity y Spirit han encontrado en Marte, reflejando un momento de la historia de este planeta en el que podría haber surgido la vida.

Relacionados
Lo + de Sociedad