Tópicos: Sociedad | Sucesos Aumentar tamaño Disminuír tamaño

La verdadera historia del obituario más mala onda del año

El español Emilio Miró Paniello de 77 años dejó un particular testamento.

"Deja este mundo sin haber aportado nada de interés", es la frase que pidió.

La frase popular dice que "no hay muerto malo", en alusión a que cuando alguien fallece sólo se ensalzan sus virtudes y sus defectos son pateados bajo la alfombra. Por eso llama tanto la atención la despedida que tuvo el español Emilio Miró Paniello.

"Hijo de Pilar y Emilio. Deja este mundo sin haber aportado nada de interés. Creyente en un Dios que espero que exista. Sus primos y demás familia lo comunican a sus amigos y conocidos, y les ruegan un recuerdo en sus oraciones", dice el obituario.

El mensaje dejó una frase que parece brutalmente sincera: "Deja este mundo sin haber aportado nada de interés". Sin embargo, todo tiene una explicación mucho más amable y divertida: él mismo la pidió. 

En el diario La Vanguardia, donde fue publicada esta frase del adiós, explican que "la esquela forma parte de un testamento vital que dejó y lo descubrimos después de su muerte". El finado pidió que esa parte fuera "literal" y en el resto se pusiera "lo habitual".

"Era un hombre con una cultura muy elevada y también muy modesto, hizo muchas cosas, pero la esquela cuadra con su forma de ser", contaron sus familiares, que todavía sorprendidos por el impacto que ha tenido el obituario del fallecido de 77 años.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio