Científicos descubrieron en excelente estado restos de mamut que vivió hace 18.000 años

El paquidermo adulto de cuarenta años fue bautizado como "Yukagir" y está preservado de modo excepcional.

Relacionados

El periódico mensual francés Siences et Vie (Ciencias y vida) anunció en su ya publicado número de abril el descubrimiento de restos de un mamut que vivió en Siberia hace más de 18.000 años.

 

Lo más destacable del hallazgo es el excelente estado de conservación de "Yukagir", que no estaba fosilizado y cuyos tejidos blandos se mantienen en excelente estado, según explicó el director de la expedición, Bernard Buigues, organizador de periplos deportivos y turísticos al Polo Norte, quien en 1999 descubrió restos de otro paquidermo milenario.

 

"Yukagir", que recibió su nombre de la región del noreste de Siberia (Rusia) donde fue hallado por los hijos de un cazador de renos, comenzó a ser investigado en septiembre de 2003.

 

Al conocer su existencia, Buigues reunió un equipo franco-ruso de expertos y encontró los medios para desenterrar e investigar los restos, en particular la cabeza y una pata, con piel y pelos incluidos, rescatadas del hielo antes de que los cuarenta grados centígrados bajo cero del invierno siberiano interrumpiese

forzosamente los trabajos, precisó.

 

Otras partes del cuerpo de "Yukagir" extraídas del hielo son un omoplato, fragmentos de la columna vertebral, varias costillas, restos de médula ósea, de estómago y de otras vísceras.

 

La expedición volverá a Siberia el verano próximo, cuando las condiciones climáticas lo permitan, "no sólo para recuperar los restos que siguen enterrados allí, sino también para tomar muestras de la tierra e intentar comprender las condiciones físicas y químicas que le permitieron conservarse en tan buen estado, lo que no puede depender sólo del frío", indicó.

 

En particular, añadió, se intentará comprender por qué estos restos no estaban fosilizados. La cabeza, dijo, está bien conservada y aunque "la trompa está un poco degradada, está completa", al igual que otras partes blandas, como los músculos, que todavía no han sido investigadas.

 

El paleontólogo Dick Mol, del Museo de Historia Natural de Rotterdam (Holanda) y coordinador de la investigación, confirmó que los restos de "Yukagir" permitirán efectuar una gran variedad de investigaciones científicas.

 

Otro de los miembros del equipo, el paleontólogo del Colegio de Francia Yves Coppens, explicó que se está aún lejos poder clonar un mamut, pues el ADN disponible es "muy frágil y se rompe con facilidad".

 

Este gigantesco Mammuthus primigenius, especie más conocida como mamut lanudo, vivió en el hemisferio norte hace 450.000 años y desapareció de territorio continental 10.000 años antes de nuestra era, al final del Pleistoceno.

 

Los últimos mamuts lanudos se extinguieron hace 4.000 años en la isla de Wrangel, en el noreste de Siberia, recordó Siences et Vie.

 

Antes que "Yukagir" se han encontrado otros restos de mamuts con tejidos blandos y piel bien preservados, todos ellos en Siberia, salvo uno encontrado en Alaska.

 

Sin embargo, la mayoría de los restos de mamut hallados en el mundo estaban fosilizados, incluidos los más completos, como los de "Dina", una cría que vivió hace 20.000 años y que forma parte de una exposición sobre estos paquidermos recién inaugurada en el Museo Nacional de Historia Natural de París. (EFE)

Repercusión en Twitter

Publicar en su sitio