Director español quemará y enterrará registros de 1973 por falta de financiamiento

Miguel Herberg dijo que acudió a Chile para hacer una película y nadie le respondió.

Distintos organismos chilenos buscan impedir que este material se pierda.

Durante dos años completos el cineasta español Miguel Herberg trabajó en Chile para documentar el periodo final del Gobierno de Salvador Allende, su fin a manos de las Fuerzas Armadas y la posterior represión a los opositores a la dictadura de Pinochet.

Imagen
Miguel Herberg.

Herberg se infiltró en los campos de concentración de Pisagua y Chacabuco entre 1973 y 1974, obteniendo imágenes inéditas de los prisioneros, en un registro que hoy reviste un gran valor histórico y patrimonial, pero que podría terminar quemado y enterrado.

El español utilizó su blog para relatar que quedó decepcionado por la falta de recursos para el financiamiento para la película que quiso filmar 38 años más tarde, con un seguimiento a esos mismos prisioneros sobrevivientes.

De esta manera, el cineasta hará en Salamanca, España, una exposición de dicho material para luego terminar con la quema de las copias y el entierro de las cenizas y de las cintas originales en el Cementerio de Arte de Morille.

"Pedirle cuentas a quien corresponde"El acto de protesta del español ha causado numerosas reacciones de rechazo entre numerosos sectores del país relacionados con el rescate de la memoria y la defensa de las víctimas de violaciones a los Derechos Humanos.

El Museo de la Memoria y la Cineteca Nacional son dos de los organismos que están buscando una propuesta que convenza al director de 85 años de no finalizar ni destruir este valioso material.

El coordinador sobre el sitio de debates Sitio Cero y uno de los principales artífices de la campaña, Mauricio Tolosa, señaló que "entre que estén enterradas en condiciones poco propicias para la preservación a que estén quemadas, nos parece que lo mejor es que el pudiera donar el material a las instituciones chilenas, quienes podrían preservarlas para el uso de todos los chilenos.

Para la abogada Carmen Hertz, se trata de "un acto dramático de un artista, que yo quisiera que no se realizara, pero lo que no me parece es emprenderlas contra Miguel Herberg, sino que pedirle cuentas a quien corresponde acerca de por qué este material no se guardó, no se preservó y no lo conoció la sociedad chilena".

La muestra de los registros en España, que finalizará con su quema y entierro, tendrá lugar entre el 19 y el 23 de marzo, mientras que la destrucción se llevará a cabo en la noche de este último día.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Repercusión en Twitter

Publicar en su sitio