Andrés Wood: Si Violeta Parra estuviera viva, estaría volando muy, muy alto

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El director estrenará el próximo 11 de agosto su último proyecto "Violeta se fue a los cielos".

El cineasta conversó con Cooperativa.cl de la realización de la cinta y de la búsqueda de la historia de la genio.

Llévatelo:

El cineasta Andrés Wood, director de "Violeta se fue a los cielos", aseguró que aunque Violeta Parra murió hace 44 años, "dejó un legado que es moderno hoy día, entonces realmente me cuesta pensar en qué estaría Violeta. Volando muy alto seguramente, volando muy, muy alto".

Imagen"Habría hecho en este periodo cosas muy impresionantes seguramente, pero temáticamente, todo lo que está sucediendo hoy día, ella lo escribió hace 50 años y esas canciones siguen siendo relevantes y modernas y contingentes. Son esos personajes que cuestan mucho ponerse en su lugar, porque son de otra esfera", dijo el director de la cinta protagonizada por Francisca Gavilán.

El cineasta, que está a pocas semanas de mostrar al público su último trabajo basado en la vida de la creadora de "Gracias a la vida", agregó que "creo que hay una memoria íntima para cada persona con Violeta Parra que eso quizás la película la activa, pero objetivamente yo siento que la película la pone en un justo lugar de la dimensión de artista que es"

"Alguien me dijo cuando vio la película 'yo me voy con un secreto que mi vecino no sabe' y eso es un regalo, si una película deja eso, es maravilloso", dijo, sobre sus proyecciones ante el estreno de la película el próximo 11 de agosto.

El nacimiento del proyecto

Wood confesó que "teníamos muchas ganas de hacer algo de Violeta hace años, por la admiración hacia ella, pero no encontrábamos el cómo y Angel Parra, el hijo de Violeta, nos mostró su libro, leímos su libro y de alguna manera se abrió una llave, porque es una visión muy personal, muy de un hijo a la visión de una madre y nos acompañó en este proceso".

"Nos da una óptica, una visión que de alguna manera acota la entrada o la aproximación a Violeta, porque realmente Violeta es tan, tan grande en todo sentido como persona y como artista, en el imaginario de todos nosotros que un poco uno se apanicaba con la idea de hacer una película", añadió.

Sobre el resultado conseguido, indicó que "creo que esta película crea un imaginario, pide prestados muchos imaginarios, cada uno tiene una Violeta en su cabeza y en su corazón y en su memoria emotiva, pero de alguna manera reconstruimos los espacios de Violeta, fuimos al norte, fuimos al sur, fuimos a Argentina, un país importante para ella y también fuimos incluso a París donde tuvo la exposición en el Louvre, entre otras cosas, porque también vivió bastantes años en París. Así que de alguna manera creo que la película crea un imaginario, no sé si en concordancia de todos los imaginarios, porque es imposible eso".

"Y lo más importante es que sienta el espacio para traerla al presente y, yo creo y lo que me han dicho y lo que me pasa a mi, dan ganas de seguir profundizando con ella".

No escatimó en halagos para quien encarna a la artista en la cinta, declarando que "algo nos pasó con Francisca (Gavilán) que nos gustó y creímos que ahí había un potencial importante para crear esta Violeta, para reinventar esta Violeta y a la vez nos encontramos con una persona también de añadidura gran persona, genial trabajar con ella y con un talento increíble y que además, se tomó muy enserio este personaje y lo trabajó mucho".

Los miedos y temores

El cineasta explicó que "cualquier película es un proceso de dos o tres años, uno se casa con una idea, con un personaje, con un tema, con un equipo, con un actriz en este caso y de alguna manera todo es un trabajo tan tan colectivo, pero tan tan personal también y eso lo hace muy difícil y hay que tener un grado de inconciencia para tirarse a la piscina y eso ocurre cuando los proyectos están más maduros".

"Igual trabajamos mucho para tratar de controlar, entre comillas, la mayor cantidad de variables posibles, cosa que es imposible en este rubro, en este país y en el cine y eso es bonito también porque la película tiene su personalidad propia, tiene su vida propia y uno tampoco puedo luchar todo el tiempo contra eso", resaltó.

Sobre la imagen que tiene el país sobre la genio -como él mismo la califica-, dijo que "es curioso" porque "la Violeta es parte de todo, está en el imaginario, todos las queremos, pero poco la traemos y de alguna manera no la tenemos puesta en el lugar que debiera ser para mi gusto".

"Me cuesta evaluarlo en un ranking, pero si siento que es una película importante para nosotros, por la figura de Violeta, principalmente", concluyó.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados