Ex rector: La PSU no le da ninguna opción a los alumnos vulnerables

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Francisco Javier Gil criticó el actual modelo de selección universitaria.

En Cooperativa sostuvo que el rendimiento en el colegio debe tener mayor peso a la hora de ingresar a las universidades.

Llévatelo:

El ex rector de la U. Católica Silva Henríquez, Francisco Javier Gil, criticó la Prueba de Selección Universitaria (PSU) como único método para que los jóvenes ingresen a las universidades.

ImagenEl académico, en diálogo con Lo que Queda del Día, calificó el actual test, que fue rendido este año por más de 271 mil jóvenes, como segregador.

"El problema que tiene la prueba es que los estudiantes de los colegios más vulnerables de este país no tienen ni una posibilidad de que les vaya bien, esa es la principal debilidad de esta prueba", comentó.

Gil añadió que "la selección universitaria no se puede hacer en base a una prueba que se antemano se sabe que va a segregar". Según el académico, la PSU  "no se puede usar como se usa en Chile, porque Chile es un caso anómalo en todo el mundo. Siempre estas pruebas entregan resultados peores para los jóvenes que son más pobres".

A su juicio, el rendimiento escolar debe tener mayor importancia a la hora de elegir a los postulantes a la educación superior.

"Los estudiantes deben ser seleccionados en base a su rendimiento escolar en contexto los talentos están igualmente distribuidos entre ricos y pobres por lo tanto en todos los colegios del mundo hay jóvenes que tienen capacidades intelectuales para la vida universitaria. Normalmente los estudiantes mejor evaluados de cada colegio reúnen esas características", aseveró.

"Cada año 12 mil buenos estudiantes de la educación municipal y subvencionada quedan fuera debido al sistema de selección que tenemos en Chile, porque el sistema es malo", recalcó.

Por lo anterior, Gil añadió que le gustaría que en Chile los jóvenes que terminen la educación media con una nota dentro del 10 por ciento superior "tengan su cupo asegurado en la universidad, eximido de las pruebas, y para el resto de los jóvenes se usa una prueba como segunda oportunidad".

Además sostuvo que la institucionalidad actual impide que las universidades modifiquen sus sistemas de selección, ya que el Aporte Fiscal Indirecto (AFI) le otorga recursos a las instituciones de educación a través de los 27 mil mejores puntajes en la PSU, por lo que  las entidades compiten por captar a esos jóvenes.

"No hay ningún país en que el Estado pague un AFI para que se use la prueba estandarizada, es el único caso. En Chile el Estado destina este año alrededor 22.400 millones de pesos para que las universidades utilicen como sistema de selección la PSU, porque no se pondera en absoluto las notas de enseñanza media", concluyó.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados