Joaquín Sabina: Tal como a Violeta Parra, a mí tampoco me gusta la unanimidad

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Más de 12 mil personas acudieron a su recital en Santiago.

Referencias a lapsus de Presidente Piñera y a Marco Enríquez-Ominami recibieron intensas silbatinas.

"Más chileno que nunca" se presentó durante casi dos horas y media.

Llévatelo:

El español Joaquín Sabina nuevamente se mostró muy conocedor de la realidad chilena, la misma que estuvo a punto de dejarle tal vez un mal sabor de boca por una alusión a Marco Enríquez-Ominami, momento que supo revertir, en un recital en Chile en el que fue largamente ovacionado.

Fueron más de 12 mil las personas que acudieron a su presentación de casi dos horas y media en el Movistar Arena, enmarcada en su gira "Penúltimo tren", show en el que entre canción y canción sacó a relucir su lengua mordaz de la que no se salvó ni la "madrastra Patria", ni los lapsus de Piñera.

Imagen"Esta noche contigo", "Tiramisú de limón" y "Virgen de la amargura" dieron el vamos a su concierto en que realizó algunas apuestas como dejar la voz principal de algunas de sus canciones a cargo de su banda soporte.

"Es probable que ustedes escuchen hoy 'dudas dubitativas', como diría (Sebastián) Piñera, porque hace unos meses que no nos subimos al escenario", dijo en medio de risas y un abucheo generalizado hacia el Presidente.

También recordó que desde su anterior visita al país que casi coincidíó con el terremoto "nos hemos sentido muy chilenos, hemos sufrido mucho", y cómo no, también celebraron a la distancia "la salida poética de los mineros", y sin dejar de lado que pasaron una noche anterior "muy acojonados" ante la posible llegada de olas gatilladas por el terremoto en Japón.

"Yo no conozco a Nicanor Parra pero me encanta que siga vivo", comentó con mordacidad Sabina, en relación al "lapsus" del presidente Piñera, quien en un discurso incluyó al antipoeta entre los escritores fallecidos que habían dejado huella.

"Pero sí conozco mucho y me encanta celebrar que tenga 92 años a la señora Chavela Vargas", añadió el cantante antes de entonar "Por el boulevar de los sueños rotos".

Las pifias para Enríquez-Ominami

"Y sin embargo", "Todavía una canción de amor", y "19 días y 500 noches", "Noches de boda", "Pastillas para no soñar", "Y nos dieron las 10", o "Contigo", también formaron parte de su repertorio, donde su guitarrista Juan Asúa hizo de Fito Páez en "Llueve sobre mojado" y su corista Mara Barros interpretó "Yo quiero ser una chica Almodóvar".

La sorpresa para el propio artista vino cuando le dedicó "Violetas para violeta" a Marco Enríquez-Ominami, lo cual también fue seguido de una gran silbatina.

El cantautor de voz gastada interpretó el tema y una vez concluido, tomó el guante y revirtió la situación a su favor.

"Tal como le pasaba a Violeta, a mí tampoco me gusta la unanimidad", dijo al tiempo que explicó que los tiempos de hoy dan para dar rienda suelta al libre pensamiento, palabras que finalmente trajeron de vuelta los aplausos y ovaciones, tal como fue la tónica de la velada.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados