Tópicos: Economía | Empresas

Revelan "furia" del empresario Nicolás Ibáñez con su hija por ser madre soltera

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El ex controlador de D&S presionó a Carolina, de 31 años, para renunciar al puesto en su ONG, con siete meses de gestación.

Revelan
Llévatelo:

El empresario Nicolás Ibáñez Scott, ex controlador de D&S, es reconocido por sus habilidades en los negocios y posee una considerable fortuna. Le vendió Lider a Walmart hace una década y se dedicó a otras actividades, más sociales.

Un reportaje de The Clinic revela que Ibáñez se enfureció con su hija María Carolina, abogada, por quedar embarazada siendo madre soltera, a los 31 años. La joven trabajaba como directora ejecutiva en la ONG Chile+Hoy, dedicada a la filantropía, de su padre.

"Carolina se enamoró del periodista y cineasta Pablo Donoso, a quien conoció en un viaje a Puerto Williams, mientras él prestaba servicios para Chile+Hoy. Comenzaron una relación y, al poco tiempo, ella quedó embarazada", detalla el medio.

"Pero ella, entonces de 31 años y soltera, aguardó un par de meses para darle la noticia a su padre. Le contó en una conversación telefónica 'y su primera reacción fue buena'", contó una amiga de Carolina. La noticia la conoció en 2017.

El empresario la felicitó, pero la alegría duró poco. "Él empezó a hostigarla en el trabajo, a cuestionar sus decisiones, a decir que los dineros estaban mal administrados", afirma una persona que trabajó en Drake, la empresa de Ibáñez.

Varios testigos relataron que Nicolás Ibáñez lanzaba comentarios como "aquí viene el huevón que preñó a mi hija" o que su hija tenía problemas emocionales y que por eso se había aprovechado de ese "pijecito" para "preñarse".

Imagen foto_00000002

Según el medio, el papá perdió la confianza en su hija y ella tuvo que despedir a su equipo en Chile+Hoy. Luego el abogado del grupo negoció con Carolina su salida, quien estaba embarazada. Era un "despido" de una embarazada, una situación muy difícil.

Al final, la hija se sintió presionada y si bien sabía que podía demandar a su padre, aceptó renunciar, con casi siete meses de gestación, según contó una fuente a The Clinic.

Cercanos a la joven confirmaron los hechos y aseguraron que Ibáñez no aprobó el embarazo, que ya lo convirtió en abuelo, por ser su hija soltera y estar con un hombre que no era de su gusto.

Este caso no es el primero de Ibáñez contra una mujer de su familia. En agosto de 2000, su entonces esposa, María Carolina Varela, interpuso una demanda en su contra por "hechos de violencia" ante el 30º Juzgado Civil.

"La violencia de que me ha hecho víctima el denunciado comenzó hace ya largo tiempo (...) Me ha agredido física y sicológicamente", relató la mujer en la causa, consignada por La Nación Domingo. No fue un hecho aislado y terminaron divorciándose.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados