La Justicia italiana dejó en libertad a la capitana de barco que salvó a 40 migrantes

Publicado:
| Periodista Digital: EFE

Carola Rackete, de 31 años, era acusada de trata de personas y de intentar hundir una lancha policial que pretendía evitar su cometido.

Fue trasladada a "lugar seguro" tras recibir amenazas.

La Justicia italiana dejó en libertad a la capitana de barco que salvó a 40 migrantes
 EFE
Llévatelo:

La capitana del barco de la ONG Sea Watch, Carola Rackete, fue puesta en libertad después de ser arrestada en Italia por llevar sin permiso a 40 inmigrantes que había salvado en el Mediterráneo central al puerto italiano de Lampedusa (sur).

Una decisión, la de la justicia italiana, que ha suscitado inmediatamente la ira del ministro del Interior, Matteo Salvini, autor de la política de puertos cerrados a las naves de las ONG y que no se había cansado de pedir cárcel para la activista.

La joven de 31 años estaba acusada de los delitos de resistencia o violencia contra nave de guerra y de intento de naufragio por haber chocado contra una patrulla de la Guardia de Finanzas (policía de fronteras italiana) durante la operación de atraque, cuando llevó a los inmigrantes a tierra.

El barco había rescatado el 12 de junio a 53 inmigrantes frente a Libia, 13 de los cuales fueron desembarcados días después por razones médicas, y el restó permaneció a bordo mientras ningún Estado admitía el atraque de la embarcación.

El pasado 26 de junio Rackete decidió entrar sin permiso en aguas italianas en contra de la orden del ministro italiano de Interior aunque no consiguió llegar a puerto porque fue interceptada por la Guardia de Finanza.

Finalmente el pasado sábado el barco atracó en el puerto de esa isla italiana situada al suroeste de Sicilia, frente a la costa de Túnez, y en la operación de atraque golpeó a una embarcación de la Guardia di Finanza.

Anoche, tras ser puesta en libertad, Rackete declaró que la decisión de la justicia italiana es "una gran victoria para la solidaridad" con los migrantes y refugiados y en contra de los que "criminalizan a quienes los rescatan en muchos países de Europa".

Tras conocerse su liberación, rápida ha sido la reacción de Salvini, que ha dirigido una crítica furibunda a la magistratura y ha apostado por expulsar a la activista por considerarla "peligrosa para la seguridad nacional".

"Para la justicia italiana ignorar las leyes y golpear una nave de la Guardia de Finanza no son motivos suficientes para ir a la cárcel. Ningún problema. Para la comandante criminal tengo preparado una orden para expulsarla a su país", avanzó el ministro.

Los abogados de la capitana aplaudieron por su parte la decisión de la jueza ya que, apuntan, ha recurrido a las normas marítimas internacionales y al deber de rescatar a personas en problemas.

Trasladada a "lugar seguro" tras recibir amenazas

Rackete fue trasladada a un "lugar seguro" tras haber recibido "amenazas", según dijo este miércoles en Berlín a Efe un portavoz de la organización que no quiso precisar en dónde se encuentra en estos momentos.

"Hubo algunas amenazas", dijo Ruben Neugebauer, quien agregó que Rackete, de 31 años, "se encuentra bien", aunque preguntado sobre si todavía está en Italia no quiso precisar el lugar en el que se encuentra.

Neugebauer dijo que más adelante informarán de la situación de Rackete y que por el momento la ONG no dará más detalles de las razones del traslado de la capitana.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados