Primer ministro de Australia admite errores en combate a los incendios forestales

Publicado:
| Periodista Digital: EFE

"Hay cosas que se podrían haber manejado mucho mejor sobre el terreno", reconoció el mandatario, Scott Morrinson.

Miles de manifestantes pidieron su dimisión y exigieron mayores recursos para combatir el cambio climático.

Primer ministro de Australia admite errores en combate a los incendios forestales
 EFE
Llévatelo:

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, admitió este que se han podido cometer errores en la gestión de los incendios forestales que arrasan el país y ha provocado la muerte de miles de animales.

"Hay cosas que se podrían haber manejado mucho mejor sobre el terreno" reconoció el primer ministro en una entrevista con la cadena ABC donde anunció además que se pondrá en marcha una investigación pública sobre la gestión en la contención de los incendios.

La disculpa del cuestionado primer ministro llega después de que miles de personas se manifestaran en varias ciudades de Australia para pedir su dimisión, además de exigir más medios contra el cambio climático y para luchar contra los incendios forestales, que ya han dejado 28 muertos y miles de casas calcinadas.

Morrison, que se ha erigido en defensor de industrias contaminantes como la del carbón y se ha negado a relacionar la crisis climática con el agravamiento de los incendios forestales, ha sido objeto de numerosas criticas en las últimas semanas.

Las constantes críticas contra Morrinson

El primer ministro conservador fue cuestionado por ir de vacaciones -sin avisar- a Hawaii (EEUU) en plena crisis antes de Navidad y durante sus visitas a las zonas afectadas, ha visto de primera mano el rechazo de algunas personas que se han negado a darle la mano e incluso le han insultado.

En relación a sus políticas para hacer frente a los efectos de la crisis climática, Morrison dijo durante la entrevista que "el gobierno continuará con sus esfuerzos para alcanzar los objetivos" de reducción de emisiones, sin precisar más.

Desde que comenzaron, en septiembre pasado, los incendios han arrasado una superficie de más de 8 millones de hectáreas, equivalente a la de Irlanda, y se calcula que hasta mil millones de animales salvajes habrían muerto.

Tras varias jornadas críticas por las altas temperaturas, en la próxima semana se ha pronosticado un clima más frío, lo que podría dar una tregua a los bomberos que luchan contra los devastadores incendios por todo el país.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados