Ministro de Educación: "Tenemos una deuda en materia de equidad de género"

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl

Gerardo Varela recalcó que "estamos dispuesto a trabajar en ella".

A lo largo del país se desarrollaron marchas estudiantiles por educación no sexista.

Ministro de Educación:
Llévatelo:

En el marco de las manifestaciones feministas en recintos educacionales, el ministro de Educación, Gerardo Varela, reconoció que existe consenso en que hay "una deuda en materia de equidad de género".

El secretario de Estado llegó este miércoles a una sesión especial de la Comisión de Educación del Senado, donde se centraron en analizar la situación actual al interior de los establecimientos educacionales.

"Existe un consenso en que tenemos una deuda en materia de equidad de género y que estamos dispuesto a trabajar en ella", afirmó en la instancia.

Además, Varela debió excusarse al presentar a dos asesoras a dos de las asesoras que estuvieron en instituciones públicas, luego de referirse a que sufrieron "pequeñas humillaciones o discriminaciones".

"Ellas tienen la experiencia más reciente de haber transitado por universidades prestigiosas del país y haber experimentado esas pequeñas humillaciones o discriminaciones que son las que estamos llamados a solucionar", dijo el titular de Educación al presentar a las asesoras.

Los parlamentarios decidieron acordar una nueva audiencia pública para recibir a organizaciones, rectores o quien quiera exponer respecto a estas temáticas.

Las movilizaciones por educación no sexista

Esto mientras, a lo largo del país, se desarrollaban marchas contra la violencia machista y exigiendo educación no sexista, donde las estudiantes exigían terminar con las diferencias de género y protocolos para hacer frente a denuncias de abuso sexual.

Amanda Mitrovich, de la Coordinadora Feminista Universitaria, manifestó que piden "una ley íntegra de violencia de género que incorpore violencia intrafamiliar, acoso y abuso sexual, que tipifique el acoso sexual, que tenga apoyo psicológico para las compañeras que decidan denunciar".

"Así mismo, creemos que es importante que el Estado se haga cargo de asegurar los espacios en la universidad y en los espacios secundarios", agregó.

En tanto, Aline Gandolfo, vocera de la toma de la U. de Valparaíso sede Santiago, llamó a que sean mujeres feministas las que lideren el movimiento actual.

"La marcha de hoy es parte del movimiento feminista y esto no se puede tomar como una extremidad de lo que está haciendo el movimiento estudiantil. Este es un movimiento feminista y hay que entenderlo como tal", manifestó.

"Este movimiento tiene que ser liderado principalmente por mujeres feministas, por lo mismo hago el llamado a que todas las voceras y todas las movilizaciones de las tomas, los paros, cualquier tipo de movilización que se estén haciendo en las universidades sean lideradas no por la Confech como tal, sino que también por las mujeres feministas que se están organizando", añadió Gandolfo.

A su vez, la vicepresidenta de la FEUC, Araceli Farías, criticó la actitud del Gobierno.

"Acá lo que nos está demostrando es el peso que tiene en la agenda valórica de este Gobierno por sobre lo que han manifestado los movimientos sociales, por sobre lo que han manifestado el movimiento feminista y por sobre lo que se está llevando hoy en día en las movilizaciones a nivel nacional", aseveró.

"Esto claramente nos deja entrever que les está pegando un portazo en la cara a las mujeres de este país, a las mujeres que nos estamos movilizando y que no hay voluntad de parte del Gobierno de trabajar de fondo este tipo de problemática y que solamente se van a quedar en cosas superficiales como lo son los protocolos", enfatizó la dirigenta.

Al menos 20 universidades se encuentran movilizadas a lo largo del país en el marco de estas manifestaciones feministas.

Estudiantes piden "medidas concretas"

En este contexto, el Consejo de Rectores (Cruch) insistió, a través de un comunicado, que el camino es el "diálogo y la participación" y que se deben generar "normas y protocolos destinados a prevenir y sancionar al interior de nuestras casas de estudio aquellas conductas relacionadas con el acoso sexual, la discriminación en razón de sexo, género u orientación sexual y la generación de ambientes sexistas".

Farías además manifestó que "es sumamente positivo que se haga la invitación a trabajar en conjunto".

"Necesitamos garantías y medidas concretas de hacia dónde podemos avanzar y qué cosas podemos lograr. Creemos que si bien la movilización ha entrado a paralizar los procesos académicos, nuestras compañeras no tienen otros recursos para hacer valer sus demandas, para visibilizar las cosas que están sufriendo los espacios universitarios y, por lo mismo, se hace imperante que las voluntades no sólo queden en una declaración de intenciones, sino que en medidas concretas", sentenció.

Relacionados
Lo + de País