Ennio Vivaldi: La gratuidad es condición de existencia de una universidad pública

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El rector de la U. de Chile valoró el esfuerzo "encomiable" del Gobierno por "repensar" el sistema.

Muchos estudios internacionales consideran que la educación superior en Chile es 100 por ciento privada, apuntó.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Ennio Vivaldi: La gratuidad es condición de existencia de una universidad pública
 UNO

Vivaldi, nuevo presidente del Consorcio de Universidades del Estado, dijo confiar en que el Gobierno será capaz de comenzar a implementar la gratuidad el próximo año.

Llévatelo:

El rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, destacó en Cooperativa el esfuerzo "encomiable" realizado por el Gobierno en el área de la educación y dijo estar convencido que La Moneda será capaz de cumplir su compromiso de comenzar a implementar la gratuidad en el ámbito superior a partir del próximo año.

Vivaldi, nuevo presidente del Consorcio de Universidades del Estado, destacó la importancia de la gratuidad en miras a recuperar un sistema público de educación cuya existencia en Chile incluso es puesta en duda desde el extranjero, afirmó.

"Nosotros estamos interesados en la gratuidad como condición de existencia en cualquier parte del mundo, casi ontológicamente, de lo que es una universidad pública. En ninguna parte creen que una universidad es pública si cobra aranceles", afirmó el académico.

"Estudios internacionales comparativos dicen: 'En Chile éste es el porcentaje de educación pública y privada en los niveles básicos, éste el porcentaje en los niveles medios', y en el nivel universitario muchos estudios dicen que es 100 por ciento privado, porque en la clasificatoria elemental de cualquier parte del mundo nadie cree que una universidad se pueda llamar pública y estatal y cobrar aranceles comparables a los que cobraría una universidad privada", explicó en conversación con Una Nueva Mañana.

En esa línea, la gratuidad prometida por el Gobierno "sin lugar a dudas es algo que, por lo menos, nos devuelve una condición que para las universidades públicas nunca debió haber cambiado".

"Espíritu de pertenencia"

Según el rector, en dicha recuperación se juega "no un tema financiero", sino una mirada de sociedad, en la que ésta dice: "Yo le ofrezco (al estudiante) una oportunidad de formarse como profesional porque yo quiero que trabaje para nuestra comunidad".

"Cuando nos quejamos de que no hay voluntad de servicio público, de que a un consultorio no postula ningún médico egresado de las universidades chilenas", eso es "la otra cara de la moneda" frente al "hecho de que al estudiante se le ha dicho desde la partida que está haciendo una inversión en sí mismo, que tiene que endeudarse con los bancos, que apenas se reciba tendrá que conseguir plata para devolverle al banco, que él es libre de hacer lo que quiera con su título porque para eso lo pagó él", consideró Vivaldi.

En tal sentido, "son incompatibles las dos cosas: o estamos con un espíritu de pertenencia a un grupo social o insistimos en esta idea de ver a la universidad como un negocio".

En el Gobierno se han expresado "con claridad" sobre este punto y han llamado a "repensar el modelo educacional. Eso para mí es clave, porque no había ocurrido nunca. Hubo un sistema que se armó que es inédito en el mundo: no hay antecedentes de que un Estado se haya hecho ausente de su responsabilidad con la educación de un país como ha ocurrido en Chile, nunca en ninguna parte se ha visto la posibilidad de hacer de la necesidad de educarse de la población una oportunidad de negocio", afirmó.

"En ese contexto, este Gobierno por primera vez en lustros pone sobre la mesa que hay que pensar la educación y desde el sistema público. Eso es encomiable", afirmó.

"Lo que la sociedad quiere"

Consultado por los plazos para el arribo a la gratuidad, dada la postergación del proyecto ad hoc, Vivaldi señaló que "categóricamente" cree que se realizará dentro de lo pronosticado.

Para ello "me parece muy importante que esto sea considerado como un tema que afecta a la sociedad. Muchos de sus protagonistas son gente que ha tenido una motivación muy grande y ha asumido responsabilidades notablemente en el movimiento estudiantil, en el conjunto de la vida académica de las universidades y muchos otros actores sociales. Ahí el Ministerio y las autoridades que impulsen esta reforma tendrán que tener la inteligencia de convocar y de establecer diálogos con distintas instancias que están interesadas en dar una opinión, de tal manera que lo que llegue sea socialmente consensuado".

"Lo otro, como ocurre en cualquier instancia que tiene que invertir sus haberes, habrá que saber cuál es la prioridad que se da. Si uno piensa en un país cuando decide dar un gran salto, el tema que conversa es qué es lo que la sociedad quiere. Por supuesto que tiene que haber una factibilidad económica, pero no se puede, al revés, plantear desde lo económico qué es lo que uno quiere (...) Yo creo que este momento es eso: qué es lo que queremos que sean las universidades, qué queremos que sea el sistema educacional, y ésa es una vocación del orden político que compromete a todos los sectores", concluyó el médico.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter