Estudio prevé que algas flotantes pueden llevar nuevos organismos vivos a la Antártica

Publicado:
| Periodista Digital:Cindy Galaz, Cooperativa

La intensificación de los vientos, provocados por el cambio global, crearían un nuevo escenario para los ecosistemas marinos del continente blanco.

El científico chileno Erasmo Macaya realiza un estudio pionero en la zona.

Estudio prevé que algas flotantes pueden llevar nuevos organismos vivos a la Antártica
 Erasmo Macaya

Muestras de algas flotantes fueron recogidas entre las islas Nelson y Rey Jorge.

Llévatelo:

En la Expedición Científica Antártica (ECA) 55, a cargo del Instituto Antártico Chileno (INACH), el Dr. Erasmo Escala se convirtió en el primer chileno en estudiar en el continente blanco las algas flotantes, las que prevé, permitirán la llegada de nuevos organismos vivos a consecuencia del cambio climático.

El investigador perteneciente al Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL) observó que el estrecho ubicado entre las islas Nelson y Rey Jorge es el sitio donde está llegando una mayor cantidad de estas algas.

Dichas especies poseen “aerocistos”, estructuras llenas de gases que les permite permanecer durante algún tiempo en la superficie, ofreciendo transporte, alimento y refugio para organismos marinos.

Cambio global de temperatura

En un contexto de cambio climático, donde existen predicciones que indican que los vientos se intensificarán, podría ocurrir que aumente el número y la velocidad de desplazamientos de objetos flotantes.

Bajo ese escenario, al haber un aumento de temperaturas, lugares que hoy no son habitables en la Antártica, Región del Magallanes, lo serán en algunos años, y con alimento para los organismos que lleguen a colonizar.

“Las algas flotantes son capaces de trasladar especies que podrían colonizar lugares distantes. En otros sitios del mundo, hay muchos organismos asociados a estos parches, sin embargo, en la Antártica aún existe poco conocimiento al respecto”, concluyó el científico.

La importancia del estudio radica en que durante años, se pensó que el territorio antártico era un continente "aislado" de nuevas especies, debido a la acción que ejercía la Corriente Circumpolar Antártica, que rodea a la isla.

No obstante, las últimas investigaciones a nivel mundial dan cuenta de la posible llegada de nuevos organismos, los que pueden alterar el ecosistema presente.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados