Cortejo fúnebre ingresó a la cárcel de Chillán para que reclusa pudiera despedirse de su hijo

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Se trataba del cadáver de Bastián López Reyes, abatido a balazos en Conchalí.

El vehículo fue acompañado por un operativo de seguridad de Gendarmería y Carabineros.

Cortejo fúnebre ingresó a la cárcel de Chillán para que reclusa pudiera despedirse de su hijo
 Ricardo Núñez (Cooperativa)

Gendarmería habilitó una zona especial para el encuentro de la familia.

Llévatelo:

Una carroza fúnebre ingresó este martes al Centro de Cumplimiento Penitenciario de Chillán para que una interna pudiera despedirse del cadáver de su hijo.

Se trataba de Bastián López Reyes, de 19 años, fallecido el domingo en Conchalí, luego de ser abatido a balazos en un supuesto ajuste de cuentas por narcotráfico, y en cuyo velorio, anoche, hubo balazos y fuegos artificiales, generando criticas de vecinos a Carabineros de la Zona Norte de la Región Metropolitana.

El cortejo viajó desde Conchalí hasta Chillán luego de que el Juzgado de Garantía de Santiago autorizara su ingreso al penal de la Región de Ñuble.

El teniente coronel Cristian Guíñez, jefe regional de operaciones de Gendarmería, señaló que "se trató de un tema humanitario en donde se tomaron todas las medidas de resguardo para que no se fuera a producir ningún desorden y se habilitó un lugar específico para que ingresara el carro fúnebre y ellos pudieran tener contacto en forma privada y digna".

En las afueras se apostó personal de Carabineros de la Segunda Comisaría de Chillán y el Grupo de Operaciones Policiales Especiales, mientras que en el trayecto desde el ingreso de la ciudad, el cortejo fue acompañado por personal de la Tenencia de Carreteras de Ñuble.

Imagen foto_00000004

La madre del fallecido es Joahana Reyes, quien junto a su pareja Álex Villagrán se encuentran recluidos en Chillán desde enero del 2018, por el delito de tráfico de drogas, a espera de un juicio oral.

Ambos fueron detenidos por el OS7 de Carabineros de Ñuble, antes de ingresar a Chillán con dos kilos y medio de cocaína y marihuana, que llevaban para proveer a una vendedora de la población Óscar Bonilla.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados