En libertad quedaron soldados formalizados por chocar ebrios y agredir a carabineros

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Uno de ellos mordió a un policía y el otro pateó en los genitales.

Se estableció plazo de 90 días de investigación.

En libertad quedaron soldados formalizados por chocar ebrios y agredir a carabineros
 ATON / Referencial

La justicia dispuso 90 días para la investigación del caso.

Llévatelo:

El tribunal de Garantía de Quillota formalizó la investigación en contra de los soldados profesionales Juan Pablo Villalobos y Bastián Astudillo, pertenecientes al regimiento Granaderos, a quienes dejó en libertad tras el control de detención respectivo.

La formalización se produjo luego de que ambos chocaran en estado de ebriedad y agredieran a funcionarios de carabineros durante la jornada del martes en la Ruta 62.

Según se informó en la audiencia, Villalobos registró 0.7 gramos de alcohol en la sangre y Astudillo, 1.2 gramos y por ello se les trasladó hasta el Hospital San Martín para efectuar la alcoholemia.

Marta González fue la mujer que iba en el automóvil impactado por uno de los militares. "Me trataron de atender, se portaron bien conmigo pero el niño no coordinaba, estaba como con mucho alcohol y estaban los dos con uniforme, parece que venían de una fiesta", relató la mujer.

El caso de Quillota no es el único que afecta al Ejército ya que se suma al de los soldados conscriptos investigados por el asalto al Regimiento Chacabuco, que terminó con el robo de dos fusiles, motivo por el cual ambos centinelas y un civil fueron detenidos

La fiscal de Quillota Mónica Zegarra, comentó que la libertad otorgada a los militares "es dado a las penas asociadas a estos delitos". La persecutora agregó que este caso "queda bajo la justicia civil porque ambos imputados realizaron acciones propias de un delito de carácter civil y la víctima es civil (la conductora del auto chocado), a pesar que andaban con uniforme".

Ambos soldados profesionales enfrentan el delito de maltrato de obra a Carabineros ya que para evitar la prueba de sangre en el hospital, golpearon en los genitales a uno de los policías, mientras que a otro lo mordieron en la rodilla derecha, quedando con lesiones de carácter leve.

Tras la formalización, ambos quedaron libres a la espera de la citación, tiempo en el que estarán con la vigilancia del Regimiento Granaderos de Quillota durante los 90 días que durará la investigación.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados