Tópicos: País | Salud | Aborto

Marcela Aranda apeló a Dios y al diablo al exponer ante el Tribunal Constitucional

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

La vocera del "Bus de la libertad" reivindicó su fe cristiana al alegar contra la despenalización del aborto en tres causales.

"El proyecto debería llamarse legalización del infanticidio con alevosía y tortura prenatal", declamó.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Marcela Aranda apeló a Dios y al diablo al exponer ante el Tribunal Constitucional
 ATON

Aranda aseveró que la ley de aborto "responde a una concertada estrategia de reingeniería social".

Llévatelo:

La exposición de Marcela Aranda, quien cobró notoriedad como vocera del "Bus de la libertad", marcó uno de los momentos más polémicos y comentados de los alegatos desarrollados esta mañana de jueves ante el Tribunal Constitucional, en relación con la ley que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales.

Ante los ministros la mujer reivindicó su fe cristiana y, tal como hizo para rechazar públicamente la Ley de Identidad de Género, argumentó que el proyecto de aborto "vulnera el deber y derecho preferente" de los padres para educar a sus hijos según sus creencias.

"Más que un derecho, vulnera lo que dio origen al reconocimiento de esta posición como padres, limita el amor que tenemos por ellos, el amor que nos motiva a pelear la dura batalla de la vida para sacarlos adelante (...) El Estado pretende invisibilizar esta realidad, (que) debilita a la familia por casuística, y es consecuencia de este individualismo que pretende librar a las mujeres de los hombres, a los ancianos de los hijos, a los adolescentes de los padres y a los hombre de su humanidad, que responde a una concertada estrategia de reingeniería social", sostuvo Aranda, que habló como representante de la Fundación Vive la Fe

"Eufemismo"

"Quisiera terminar felicitando al Gobierno, en la persona de la ministra del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, Claudia Pascual, por la elaboración de un excelente eufemismo, que tiene que ver con el título del proyecto: 'Despenalización voluntaria del embarazo en tres causales'. Si me permiten una licencia, soy cristiana, y aquella nación a la que represento no cree en la verdad como un concepto, sino como una persona. La palabra de Dios dice: 'Para esto apareció el hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo'", declamó hacia el fin de su intervención.

"Bajo estos principios de nuestra fe, y para que se cumpla toda justicia, quisiera traducir este eufemismo a la luz de la verdad: el proyecto debería llamarse 'legalización del asesinato o infanticidio con alevosía y tortura prenatal de un niño en el vientre de su madre -en situación de vulnerabilidad- de manera libre", remató.

Ciro Colombara: Incumplimiento del Estado

Tras la maratónica jornada de la víspera, los alegatos de esta mañana comenzaron con el abogado Ciro Colombara, quien representó al Partido Amplitud y al Comité de senadores del Partido por la Democracia (PPD).

El jurista planteó, tal como lo hizo ayer José Miguel Vivanco, de Human Rights Watch, que a nivel internacional existe consenso en que la despenalización del aborto en las tres causales no vulnera el derecho a la vida y, más aún, es un estándar mínimo de respeto a los derechos humanos.

"La violación es, probablemente, la causal que con más fuerza se ha debatido, pero no existe ninguna duda, desde la perspectiva del derecho internacional de derechos humanos, que la causal de violación, como una excepción respecto de la interrupción del embarazo, es acorde al derecho internacional", dijo Colombara.

El jurista agregó que "el Estado de Chile, al no tenerlo, obviamente incurre en responsabilidad internacional".

Para esta tarde y noche se esperan las exposiciones del candidato presidencial José Antonio Kast y del autodenominado "pastor" Javier Soto. La autorización de la comparecencia de este último junto con "la señora del bus" fue criticada en redes sociales por el senador PPD Felipe Harboe y otras decenas de tuiteros.

En su llegada al tribunal, Kast manifestó que "este no es un proyecto de ley de tres causales, este es un proyecto de ley de aborto abierto y se disimula, así como se ha hecho en muchos proyectos de ley con un titular diciendo 'estas son las tres causales', no son tres causales".

"Esto es aborto libre hecho y derecho, y por lo tanto las tres causales son inconstitucionales", recalcó.

Bachelet: El Gobierno no impone sus ideas

La Presidenta Michelle Bachelet se refirió a la discusión que se está desarrollando en el TC al participar, esta mañana, en una actividad en la comuna de Lo Prado relativa a la construcción del Plan Nacional de Igualdad entre Hombres y Mujeres 2018-2030, a la que también asistió la ministra Claudia Pascual.

"El proyecto de despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales habla de una determinación que concierne especialmente a las mujeres. Sin embargo, su aprobación estuvo, más bien, en manos masculinas, porque solamente el 14 ó 15 por ciento de nuestros congresistas son mujeres", recordó.

"Quisiera destacar positivamente el debate público que hemos visto en torno al Tribunal Constitucional, que está recibiendo a la sociedad civil para escuchar sus argumentos a favor y en contra. ¿Qué nos demuestra esto? Que tenemos un país serio, donde hay discusiones democráticas, y el Gobierno no impone sus ideas", resaltó Bachelet.

Imagen foto_00000016
La ley "habla de una determinación que concierne especialmente a las mujeres, pero su aprobación estuvo en manos masculinas", advirtió la Presidenta. (Foto: ATON)

Más temprano, en declaraciones a Cooperativa, Bachelet había considerado "sorprendente la cantidad de audiencias" motivadas por este tema: "Creo que nunca en la historia del Tribunal Constitucional había habido tantos grupos, lo que demuestra la fuerza que tiene este tipo de decisiones", reflexionó.

"Obviamente nosotros enviamos el proyecto de ley porque creemos que es bueno, que es necesario, y esperamos que las argumentaciones de todos los grupos permitan que podamos contar con un marco jurídico y legal que permita que las mujeres tengan los derechos que queremos que tengan. Sin embargo, sea cual sea la decisión del Tribunal Constitucional, nosotros la respetaremos", agregó la Jefa de Estado.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter