Padre Felipe Berríos: Acumular riqueza también es contaminar

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El jesuita se manifestó a favor de proyectos de hidroeléctricas que puedan dar empleo.

Criticó a los ecologistas que ven "al ser humano como alguien que ensucia y estorba".

Llévatelo:

ImagenEl sacerdote jesuita y capellán de Un Techo para Chile, Felipe Berríos, defendió la legitimidad de construir la central hidroeléctrica Hidroaysén y criticó la actitud de ambientalistas millonarios, que deberían realizar actividades para paliar la pobreza.

"Yo no estoy defendiendo Hidroaysén, a mi no me corresponde defender a una empresa que tiene bastantes recursos para defenderse por sí misma, yo estoy defendiendo a los más pobres de Chile. Yo quiero que se acabe la miseria en Chile, y para eso necesitamos trabajo y crecer, y para crecer necesitamos energía", manifestó Berríos en Una Nueva Mañana.

"Una cosa es privatizar el agua, que uno sea dueño del agua y que no deje que nadie más se meta en el agua, y otra cosa es dar derechos del uso del agua. Si no doy derechos del uso del agua, nadie se va a atrever a hacer una inversión enorme, como una hidroeléctrica, o un campesino no puede usar el agua para sembrar su tierra", agregó.

El jesuita también criticó a algunos ecologistas, que ven a sus ideas como una religión, porque "una cosa es un ecologista y otra cosa es a veces esa verdadera religión ecologista, fanática, que no permite nada".

"Se habla de santuario de la naturaleza. Yo que soy cristiano, para mí lo santo es donde está el ser humano al centro, y llamar santo a un lugar donde el ser humano no está presente, es entender la santidad de manera distinta al aporte que hizo el cristianismo. Ven al ser humano como alguien que ensucia, estorba y molesta", dijo el religioso.

"Es mucho más atractivo mostrar la ballena, que mostrar a la gente en pobreza. Si soy un militante ecologista, cambio la ampolleta de mi casa, cambio el celular, pero no me cuestiono mi estilo de vida, pero cuando me hablan de la pobreza de mi país me tengo que cuestionar mi estilo de vida, mis opciones", añadió.

Para Berríos, acumular riqueza "también es contaminación", ya que con el dinero que mantienen se pueden realizar actividades para superar la pobreza.

"Yo no quiero atacar a Tompkins, sino a quien le caiga el sayo", declaró el sacerdote jesuita.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados