Juan Antonio Pizzi, el técnico que alcanzó la gloria y se despidió con amargura de la Roja

El hispano-argentino ganó la Copa América Centenario y logró el vicecampeonato en la Copa Confederaciones.

A pesar de sus logros, la Roja quedó fuera del Mundial de Rusia 2018

EFE

Juan Antonio Pizzi se transformó en poco más de un año en el técnico que supo llevar a la gloria a la selección chilena, alcanzando la elite del fútbol mundial, pero que cerró su proceso con una amarga eliminación del Mundial de Rusia 2018.

El hispano-argentino ganó la Copa América Centenario y la China Cup -aunque este certamen no es oficial- y casi vuelve a marcar un hito para el fútbol chileno y para su carrera, al alcanzar la final de la Copa Confederaciones, la que perdió ante el campeón del Mundo, Alemania.

Tras ello, parecía que Chile tendría asegurada su presencia en la Copa del Mundo, pero dos inesperados tropiezos ante Paraguay y Bolivia, además de una dura derrota con Brasil, dejaron a la selección sin su boleto a Rusia 2018 y sumida en una crisis.

"Macanudo", como le apodaron en su época en FC Barcelona, usó toda su experiencia en el fútbol, la que se remonta a 1988, donde a los 20 años debutó como jugador con el club trasandino Rosario Central para abordar este proceso.

Imagen foto_00000015

Desde ahí, el ahora ex DT de Chile emigró a Toluca de México en 1991, donde estuvo un semestre, pero demostró un juego brillante, participando en 28 partidos y anotando 14 dianas, convirtiéndose en el goleador de la temporada de los "Diablos Rojos".

Con ese antecedente, el interés desde diversos clubes del mundo se hizo notar, y así llegó el salto a Europa gracias a su notable nivel.

Instalado en el Viejo Continente encontró su consagración en la temporada 1995-1996 al convertirse en Pichichi de La Liga al anotar 31 goles en 41 partidos vistiendo la camiseta de Tenerife.

En la siguiente temporada firmó con FC Barcelona, donde se ganó el aprecio de la afición y el apodo de "Macanudo" luego de marcar el tanto del triunfo en el 5-4 con el que superaron a Atlético de Madrid en cuartos de final de vuelta en la Copa del Rey. Finalmente, se alzaron con la copa al superar a Betis por 3-2.

Al no ser convocado para ser parte de la selección de Argentina, Pizzi decidió nacionalizarse español y representar la camiseta roja, la cual vistió en la Eurocopa de Inglaterra en 1996 y la Copa Mundial de Francia en 1998, sumando un total de 8 goles en 22 partidos.

Tras su paso por Europa, Pizzi regresó a sus inicios y representó a Rosario Central el 2001, tras un paso por River Plate.  Con los "Canallas" jugó la Copa Libertadores de ese año, donde fueron eliminados en semifinales. Pese a esto siempre fue un protagonista, ya que anotó  7 goles en 10 enfrentamientos.

Su última etapa como futbolista la vivió en Villarreal de España, hasta donde llegó en reemplazo de Martín Palermo el 2002, disputando 13 partidos.

Así, en el registro, el goleador argentino se anotó con 213 anotaciones en una brillante carrera. 

subir Camino como entrenador

Pizzi tuvo sus inicios como DT en la banca de Colón de Santa Fe en 2005, donde sólo dirigió 3 partidos, los cuales perdió, un mal presagio para una carrera que tomaría un nuevo aire años más tarde en suelo chileno. 

Antes, siguió acumulando experiencia durante 2006 en el equipo peruano Universidad de San Martín de Porres, con el que disputó la Copa Sudamericana aunque sin mucha suerte. 

Su primer acercamiento a tierras nacionales ocurrió el 2009 cuando tomó la dirección de Santiago Morning. Con los "bohemios" hizo una sorprendente campaña al instalarlos en semifinales del Torneo de Clausura de ese periodo, pero cayeron ante Universidad Católica.

Debido a lo anterior, la UC se interesó por él y lo integró como nuevo técnico en julio del 2010. Esa misma temporada el trasandino consiguió el título del torneo de transición para los cruzados.

Al año siguiente también destacó tras llegar hasta los cuartos de final de la Copa Libertadores, instancia donde perdió ante Peñarol.

Imagen foto_00000016

Luego de sus logros en San Carlos de Apoquindo asumió el mando del equipo que lo vio nacer, Rosario Central, sin embargo no pudo cumplir con la misión de subirlos a Primera División.

Su paso a San Lorenzo el 2013 fue un acierto, donde en su primer año logró la corona en el campeonato de la Primera División argentina.

Tras sus buenas campañas en el Cono Sur, el pase natural lo regresó a Europa, donde firmó con Valencia el 2014, a quienes llevó a las semifinales de la Europa League y donde dirigió a Eduardo Vargas. 

Su última actuación en ligas nacionales fue en Club León de México, donde logró 17 victorias, pero sufrió 16 derrotas

subir Investidura en la selección chilena

Luego de la salida de Jorge Sampaoli de la dirección técnica nacional la ANFP buscó de forma incesante un reemplazante, donde las opciones incluyeron a Marcelo Bielsa, Eduardo Berizzo y Manuel Pellegrini, pero todos se negaron.

Así, Pizzi asomó como opción de segunda línea y fue presentado el 5 de febrero como el nuevo regente del máximo equipo nacional, ante un manto de dudas tras el exitoso paso del casildense. 

Su estreno en cancha fue el 24 de marzo ante Argentina por la quinta fecha de las Clasificatorias a Rusia 2018, donde los nacionales perdieron por 2-1 aunque dejando una buena impresión. 

El siguiente duelo de la fecha ante Venezuela, la "Roja" consiguió una contundente victoria por 4-1, con dos anotaciones de Mauricio Pinilla y Arturo Vidal.

El camino preparatorio a la Copa Centenario acentuó las dudas sobre el nuevo DT, luego de que el 28 de mayo se perdiera ante Jamaica por 2-1 y después el primero de junio se repitiera el resultado por 1-0 ante México.

Las críticas no se dejaron esperar y los titulares no perdonaron al llamarlo como el "técnico con el peor arranque en la selección en los últimos 15 años", pero el trasandino, quien usó aquellos encuentros para testear los rendimientos individuales y diferentes formaciones, hizo subir el ritmo a sus dirigidos y dejó ver otra vez el mejor fútbol que Chile ha tenido en los últimos años y que también lo coronó en la Copa América 2015.

El arranque en la competición tuvo el traspié de una nueva derrota ante Argentina por 2-1, pero de ahí en más, el juego de la selección sólo fue en ascenso.

A Bolivia se le ganó por 2-1 en la segunda fecha con dos anotaciones de Vidal y el cierre de la clasificación se cerró con el triunfo ante Panamá por 4-2, con dobletes de Alexis Sánchez y Eduardo Vargas, donde la goleada chilena sólo fue impedida por imprecisiones del capitán Claudio Bravo.

En los cuartos de final, Pizzi acertó en la formación con Eduardo Vargas, Edson Puch y Aléxis Sánchez en el ataque, quienes fueron apoyados en el mediocampo por Charles Aránquiz y Arturo Vidal, logrando una aplastante e histórica victoria ante los mexicanos por 7-0.

En la siguiente fase contra Colombia, el DT consiguió repetir la gran actuación para imponerse 2-0 y alcanzar una final en la que logró ganar en los penales ante Argentina, una vez más, para conquistar así su primer título como seleccionador.

 Imagen foto_00000017

subir La China Cup y la Confederaciones

Alternando buenas y malas en las Clasificatorias, Pizzi logró un segundo título, aunque este amistoso, en la China Cup, certamen en el que un equipo plagado de jugadores jóvenes tuvo una impecable campaña para imponerse en la final ante Islandia y conquistar ese título.

Eso sí, ese resultaría ser un aperitivo para un gran 2017. Tras posicionarse en el cuarto lugar de las Clasificatorias, Pizzi debió comandar a la Roja a la Copa Confederaciones, certamen en el que debutó venciendo a Camerún (2-0) y en el que luego empató con Alemania y Australia para avanzar a semifinales. 

Ahí, en un partido muy complejo, la Roja logró imponerse en los penales a la Portugal de Cristiano Ronaldo con una soberbia actuación de Claudio Bravo. Pizzi volvía a una final con la selección.

En el duelo decisivo, el rival era nada menos que el campeón del mundo, al que no pudieron derrotar, pese a dominar el encuentro.

subir El amargo final

Tras la Confederaciones, la Roja tenía la misión de clasificar a Rusia 2018 y tenía buenas opciones de lograrlo. Se avecinaban duelos abordables ante Paraguay de local y Bolivia de visita, pero la desgracia azotó al equipo nacional.

Chile cayó 3-0 ante Paraguay en el Estadio Monumental, por la 15ª fecha de las Clasificatorias, y comenzó a tambalear en su opción de ir al Mundial. Las críticas abundaron y Pizzi afrontó el mal momento apuntando al siguiente duelo.

En La Paz, en tanto, el equipo chileno tampoco tuvo respuesta y cayó 1-0 ante los bolivianos, quedando fuera de la zona de clasificación y con un juego que distaba mucho de lo mostrado hacía algunos meses en la misma Rusia.

En la última doble fecha, Pizzi sacó todo el arsenal personal para defenderse ante las duras opiniones que recaían en su contra y Chile sacó adelante un complejo encuentro ante Ecuador en Santiago, por 2-1.

Frente Brasil, Chile necesitaba sumar o perder por poca diferencia en Sao Paulo, pero el 3-0 en contra del equipo de Tite dejó a los bicampeones de América sin el Mundial, lo que marcó además el fin del proceso de Pizzi en el equipo nacional.

En total, Pizzi dirigió un total de 32 partidos oficiales en la selección chilena, contando amistosos, donde logró 13 triunfos, siete empates y 12 derrotas, con un promedio del 47,92 por ciento. La Roja de "Macanudo" convirtió 48 goles y recibió 33.

Imagen foto_00000001

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio