Siete razones para pasar un año en Chile, según un joven irlandés

Nicholas O'Connor destacó en el diario The Irish Times las bondades del clima, el paisaje y la gente de nuestro país.

La seguridad, las posibilidades de empleo y culturas similares son otros de los factores rescatados por el viajero.

The Irish Times
"Difícilmente encontrará un lugar más interesante para pasar un año en el extranjero". Así lo jura Nicholas O'Connor, un irlandés enamorado de Chile.

"Difícilmente encontrará un lugar más interesante para pasar un año en el extranjero". Así lo jura Nicholas O'Connor, un irlandés enamorado de Chile.

Relacionados

En una reciente visita a Irlanda del ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, se firmó un acuerdo que permite a los chilenos de entre 18 y 30 años pasar un año trabajando o estudiando en ese país, lo mismo para los ciudadanos irlandeses que quieran venir a Chile.

En marco de este acuerdo, el diario The Irish Times, publicó una lista de las siete razones para pasar un año en Chile basadas en la experiencia de un joven irlandés, Nicholas O'Connor, quien vino a Chile por primera vez como estudiante de intercambio para aprender español y regresó un año y medio después para hacer un máster en Estudios Internacionales.

subir 1. Es seguro

El joven irlandés indica que Chile es muy seguro, destacando que tenemos la tasa más baja de asesinatos en la región y que prácticamente los secuestros no existen.

Señala que sí hay hurtos, pero no de la misma intensidad que en otros países de Latinoamérica.

Lo más destacable que describe dentro de este ámbito es que el clima de Chile no permite el cultivo de coca que se usa para la producción de cocaína, y que la ausencia de un tráfico de drogas a gran escala contribuye a la seguridad.

subir 2. El clima

Destaca el clima mediterráneo de Santiago, sin el alto nivel de humedad de ciudades como Buenos Aires o Rio de Janeiro.

Señala que las temperaturas nunca alcanzan el nivel abrasador de Australia, permaneciendo en torno a los 20 grados la mayor parte del año.

A la vez, los inviernos son suaves y con mucho sol.

subir 3. Muchas cosas que hacer

Nicholas O'Connor subraya que Chile es uno de los países más largos del mundo con una gran variedad de paisajes. Esto permite realizar una infinidad de actividades desde el desierto de Atacama, en el norte, hasta los volcanes de hielo en el sur.

El joven informa que hay muchas actividades diferentes ofrecidas a los turistas, como el esquí en Los Andes y el surf en las interminables playas del Océano Pacífico.

También destaca que los vuelos al interior del país son baratos y los buenos servicios de los buses hacen que las actividades sean muy accesibles.

subir 4. Universidades de primera clase

O'Connor dijo en The Irish Times que Chile posee algunas de las mejores universidades del continente y que muchas de ellas ofrecen cursos para estudiantes extranjeros.

Cuenta que la primera vez que vino a Chile fue como un estudiante de intercambio para aprender español, regresando un año y medio después para hacer un máster en Estudios Internacionales y, sobre esta base, recomienda la experiencia.

Indica que, según el acuerdo de visa entre Chile e Irlanda, los estudiantes irlandeses puede también estudiar aquí, siendo una gran oportunidad para aprender un nuevo lenguaje y añadir alguna experiencia internacional al registro educacional.

subir 5. Trabajos interesantes

Nicholas O'Connor informa a los jóvenes irlandeses que si terminaron de estudiar hay muchas oportunidades de trabajo en el país.

Independiente de los recientes problemas económicos, como el fin del boom de las materias primas y la baja del cobre, Chile aún tiene una de las economías más avanzadas de Latinoamérica.

Indica que hay un monto de trabajos cualificados y que Santiago es el hogar de muchas compañías multinacionales. Nombra el programa Start-Up del gobierno que anima a emprendedores a que inicien sus empresas en la capital, y que mucha de aquellas empresas necesitan personas que hablen inglés.

El inglés fluido abre muchas puertas en el área de educación y turismo, destaca.

subir 6. Comida y vino

No podría faltar esta categoría en la lista de Nicholas. Aquí el joven admite que la cocina chilena no es la más sofisticada -como tampoco lo es la irlandesa- y que hay algunas similitudes entre ellas: los chilenos aman el guiso.

Dice que en general la comida es buena y abundante, y que el asado y los grandes sándwiches son muy populares. Además, destaca los platos frescos del mar en las ciudades costeras.

Señala que el tomate es una de las verduras favoritas, tanto así que Pablo Neruda escribió un poema sobre el tomate.

La cultura del vino, dice Nicholas, es una gran tradición, e informa que Santiago esta rodeado de grandes viñedos.

subir 7. La gente

El diario indica que es importante llevarse bien con la gente del lugar si uno va a pasar un año entre ellos.

Se menciona que hay muchas similitudes históricas entre los dos países, y este terreno común parece darle a ambas naciones una perspectiva similar de la vida. Para empezar, Chile es básicamente una isla también, dice Nicholas, ya que está aislado por los desiertos en el norte y la Cordillera de los Andes por su frontera oriental.

Chile también tiene un pasado colonial: el imperio español, y destaca la presencia muy influyente de la Iglesia Católica, que tiene la misma intensidad en Irlanda.

Las cosas que tienen Chile e Irlanda en común, dice Nicholas, hacen que la comunicación sea mucho más fácil. Destaca los acogedores que somos los chilenos, con un sentido del humor parecido al de ellos.

En resumen, "difícilmente encontrará un lugar más interesante para pasar un año en el extranjero". Así culmina la extensa nota. 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio