Cineastas chilenos buscan alianzas en el Festival de Tokio

El evento japonés se extenderá hasta el próximo 3 de noviembre.

Diego Rougier es uno de los integrantes de esta comitiva.

Cineastas chilenos participan desde hoy en el mercado audiovisual tokiota TIFFCOM 2017, con el objetivo de buscar cofinanciación o distribución para que sus filmes den el salto a las pantallas del continente asiático y del resto del mundo.

Comedias, dramas, documentales y películas de animación representan a Chile por primera vez en este evento, lo que supone además la primera ocasión en que Latinoamérica cuenta con un espacio propio en el TIFFCOM, que se celebra en paralelo al Festival Internacional de Cine de Tokio.

Una de estas producciones es la comedia "Se busca novio... para mi mujer", dirigida por Diego Rougier, quien aspira ahora a distribuirla en Europa y Asia después de que el filme se convirtiera en el más taquillero en lo que va de año en Chile.

Este realizador argentino afincado en Chile quiere aprovechar "el interés creciente que hay en Asia por el cine latinoamericano", gracias sobre todo a sus "historias universales" y "al tinte local que hace ser diferente a las producciones sudamericanas", según dijo a Efe.

Su productora, Picardía Films, también busca en Asia cofinanciación para "Cherry Color" ("El color de la cereza"), un filme en fase de desarrollo que transcurre en un cultivo de cerezas en Chile y con lazos narrativos con China, principal comprador de esta exportación frutal chilena.

En la misma línea, la productora Niebla Producciones pretende explotar el potencial atractivo en Japón de sus proyectos "Motoharu, a jazz punk story", un documental sobre un trompetista nipón dirigido por Felipe R. Martínez, o el drama "Green Grass", una historia en clave de realismo mágico sobre un japonés que se despierta en Chile tras un gran terremoto en su país.

Por su parte, el director y productor de animación Álvaro Ceppi trae a Tokio su serie "Puerto Papel", con el objetivo de ampliar la distribución de una producción que ya se ha vendido a diversos canales de televisión de Europa, Sudamérica o el sudeste asiático.

Ceppi, quien se declara "muy influenciado" por el anime japonés y admirador del maestro del género Hayao Miyazaki, también prepara un largometraje inspirado en "Puerto Papel" que, al igual que la serie, combina la técnica de "stop motion" con la animación digital para dar vida a sus carismáticos personajes de papel.

"Para mí es un sueño estar en Tokio y en contacto con profesionales del sector", admitió Ceppi, quien reconoció no obstante la "gran dificultad" de introducir producciones extranjeras en el mercado japonés debido a las diferencias culturales y a la competitividad de la industria nipona de la animación.

El TIFFCOM 2017 es el principal mercado del sector audiovisual de Japón, y se celebra hasta el día 26 en la capital nipona en paralelo al Festival Internacional de Cine de Tokio, que se prolongará por su parte hasta el 3 de noviembre.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio