Tópicos: Mundo | Asia | Filipinas Aumentar tamaño Disminuír tamaño

Duterte declara grupos terroristas al Partido Comunista y su brazo armado

Medida del presidente de Filipinas fue adoptada luego de fracasar las negociaciones para cerrar una guerra que dura décadas.

La resolución impone una condena fija de 40 años de cárcel sin libertad condicional.

La resolución permitirá perseguir también a quienes financian la insurgencia comunista.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, declaró este martes organizaciones terroristas al ilegal Partido Comunista y su brazo armado, el Nuevo Ejército del Pueblo, tras fracasar las negociaciones para cerrar una guerra que dura décadas.

Duterte firmó la resolución oficial que sitúa a ambas formaciones bajo la ley antiterrorista de Filipinas, que impone una condena fija de 40 años de cárcel sin libertad condicional, informó hoy en rueda de prensa el portavoz presidencial, Harry Roque.

Roque explicó que la medida responde a los continuos actos violentos de las dos organizaciones, que han generado entre la población una situación de "miedo y pánico generalizados y extraordinarios".

El portavoz añadió que la resolución permitirá perseguir también a quienes financian la insurgencia comunista, y además podría influir en las futuras resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre terrorismo en Filipinas.

Fundado en 1969, el Nuevo Ejército del Pueblo figura como organización terrorista en las listas de Estados Unidos y de la Unión Europea, aunque el Gobierno de Filipinas le retiró esta clasificación en 2011 para facilitar las conversaciones de paz.

El Partido Comunista de Filipinas, cuyo líder José María Sison vive exiliado en Holanda, no esconde sus vínculos con la guerrilla y apoya explícitamente sus acciones en una lucha que ha causado más de 30.000 muertes en las últimas cinco décadas.

El mes pasado dos atentados comunistas mataron a un soldado, un policía y un niño de cuatro años e hirieron varios civiles, acciones que decidieron a Duterte a adoptar la medida anunciada hoy.

Además, las Fuerzas Armadas han intensificado sus ataques contra los rebeldes, que han sufrido decenas de bajas en las últimas semanas.

Bajo el mandato de Duterte, iniciado el 30 de junio de 2016, se relanzaron las negociaciones de paz con la rebelión comunista, se firmó un alto el fuego en agosto de ese año que duró hasta primeros de febrero de 2017, cuando los comunistas lo rompieron de manera unilateral.

El pasado 3 de noviembre, el Partido Comunista de Filipinas rechazó una nueva oferta de conversaciones de paz del Gobierno, así como la propuesta de reintegrar a parte de los rebeldes en la sociedad aportándoles viviendas y trabajo a cambio de su rendición.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio