Colaboradora de Abimael Guzmán salió libre tras 15 años de cárcel

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Ex religiosa y profesora fue excarcelada un día después de que tribunales la sentenciaran a 15 años de prisión, pena que ya había cumplido a la espera del final del proceso.

Llévatelo:

La ex religiosa católica Nelly Evans, considerada una de las principales colaboradoras del líder y fundador de la banda terrorista Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, salió en libertad tras pasar 15 años en la cárcel.

 

Evans, que en los años ochenta enseñaba al mismo tiempo en una prestigiosa escuela de Lima y en los colegios públicos del populoso distrito de Villa El Salvador, abandonó el penal de mujeres Santa Mónica sin declarar a los periodistas.

 

La ex religiosa y profesora fue excarcelada un día después de que la Sala de Terrorismo la sentenciara a quince años de prisión, pena que se consideró cumplida porque hace dos meses cumplió ese tiempo en la cárcel.

 

La condena contra la ex monja era el máximo castigo que se aplicaba por el delito de terrorismo cuando fue detenida, el 31 de octubre de 1991, en un inmueble del exclusivo barrio limeño de Chacarilla, que alquilaba para Guzmán y los miembros de la cúpula senderista.

 

Según el informe de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, Evans fue "captada" a inicios de la década de 1980 por Sendero Luminoso cuando trabajaba en Villa El Salvador y paulatinamente se convirtió en pieza clave para reclutar a jóvenes militantes.

 

La ex religiosa católica gozaba de una encumbrada posición económica, producto de su matrimonio con el peruano Carlos Alvarez Calderón, un ex sacerdote que también dejó los hábitos para contraer las nupcias.

 

Según la Comisión de la Verdad, ella usó la fortuna familiar para financiar a la banda terrorista en Lima, aunque esto nunca pudo ser probado por la justicia peruana, que sólo la procesó por el alquiler del inmueble en el que se encontró documentos y vídeos terroristas.

 

Un año después de su captura, se detuvo a Abimael Guzmán y a su compañera sentimental y número dos de Sendero, Elena Iparraguirre, junto a 11 miembros de la cúpula de la organización.

 

La sentencia dictada ayer por la judicatura peruana determinó que no se hallaron pruebas que vinculen directamente a Evans con el Comité Central de Sendero, cargo que inicialmente le atribuyó la policía.

 

Evans y otros 10 miembros del grupo terrorista fueron juzgados por el fuero civil en cumplimiento de una resolución del Tribunal Constitucional, que en 2003 decretó la anulación de los procesos realizados por jueces militares "sin rostro".

 

El Tribunal ordenó la eliminación de las penas a cadena perpetua y la tipificación del delito de terrorismo como "traición a la patria". (EFE)

Relacionados
Lo + de Mundo