Tópicos: Mundo | Rusia | Partido Comunista Aumentar tamaño Disminuír tamaño

Rusos quieren mantener los símbolos del comunismo

La mayoría cree que no deben ser eliminados por ser parte de la historia.

Relacionados

El 65 por ciento de los rusos considera necesario conservar los símbolos del comunismo, en particular, nombres de calles y plazas, monumentos y la imagen de la hoz y el martillo, como parte de la historia, según un sondeo difundido este lunes por el Centro de Estudios de la Opinión Pública (Vtsiom).

Por el contrario, uno de cada cinco opina que estos símbolos son reminiscencias del pasado de las que hay que desprenderse, frente al cinco por ciento que piensa que hay que recuperarlos y 10 por ciento que no supo/no quiso pronunciarse.

Los partidarios de Rusia Justa, partido de tendencia izquierdista, y los encuestados mayores de 45 años son los más proclives a conservar los símbolos del comunismo (81 y 71 por ciento, respectivamente), así como aquellos con estudios primarios o secundarios no acabados (74 por ciento).

En tanto, los partidarios de la oficialista Rusia Unida y del Partido Liberal Democrático de Rusia tienden a pronunciarse en contra de estos símbolos (22 por ciento, respectivamente), así como los encuestados de entre 18 y 24 años (35 por ciento).


Más de la mitad de los rusos, el 59 por ciento, está a favor de mantener los nombres de calles y plazas en honor a figuras comunistas, al ser parte, según argumentan, de la historia de Rusia.

Por el contrario, uno de cada cuatro opina que estos lugares públicos deben recuperar su denominación histórica.

En tanto, el cuatro por ciento piensa que aquellas calles y plazas que volvieron a su nombre anterior deben ser nuevamente renombrados tal y como eran conocidos durante el comunismo, mientras que el 12 por ciento no supo pronunciarse.

Los partidarios de conservar los nombres comunistas son en su mayoría habitantes de ciudades medias y pueblos (63 y 65 por ciento, respectivamente) y los encuestados con estudios medios y educación media especializada (60 y 62 por ciento, respectivamente).

Los habitantes de Moscú y San Petersburgo, así como los rusos con titulación universitaria o estudios superiores sin finalizar (42 y 30 por ciento, respectivamente) consideran, por el contrario, que las calles y plazas deben recuperar sus nombres históricos.

Por otra parte, el 60 por ciento de los rusos piensa que los monumentos a figuras del comunismo no deben ser derribados, el 12 por ciento opina que deben ser trasladados de lugar, el ocho por ciento considera que deben ser destruidos y el resto no se pronuncia al respecto.

Imagen
Los ciudadanos no quieren perder su mamoria histórica.

Repercusión en Twitter

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Publicar en su sitio