Paula Narváez, vocera de Gobierno: "Soy militante del feminismo"

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

"Estamos en un país muy conservador, todos los espacios de la vida social son muy machistas", dijo la titular de la Segegob.

En declaraciones a La Tercera recordó que su papá "fue torturado político" después del golpe.

Paula Narváez, vocera de Gobierno:
Llévatelo:

La ministra vocera de Gobierno, Paula Narváez, se declaró "militante del feminismo" y criticó el conservadurismo que -a su juicio- campea en Chile, y que también ha observado desde que ejerce su cargo en el Palacio de La Moneda.

"Soy una militante del feminismo. Entré a trabajar en temas de género cuando era algo incipiente en Chile, y cuando hacíamos una marcha la gente nos gritaba que nos fuéramos para la casa", dijo Narváez a la sección "Manifiesto" del diario La Tercera.

"Estamos en un país muy conservador, todos los espacios de la vida social son muy machistas", opinó dijo la secretaria de Estado.

Incluso "acá en La Moneda me he sorprendido la importancia que se le da al aspecto que tenemos las mujeres si es que salgo despeinada o muy pálida haciendo una vocería. Y eso no me importa tanto", aseveró.

"Mi papá fue torturado político"

La sicóloga socialista también recordó detalles de su acercamiento al servicio público desde la infancia: "Mi papá fue torturado político. Era dirigente sindical y militante del Partido Comunista en Osorno durante el 73. Luego del golpe vinieron días de aislamiento en mi casa, hasta que un día llegaron unos agentes a buscar a mi padre", contó.

"Le dijeron a mi mamá: 'Prepare unas frazadas, porque no vuelve'. Terminó destinado en una bodega que improvisaron como cárcel. Yo tenía un año, nunca me habló de esto, es un relato construido a partir de la memoria del resto de mi familia", explicó Narváez.

"Desde niña me perfilé para estar en política. Era algo que siempre me importó. En mi familia se hablaba de política en la mesa. Crecí escuchando lo que significaba que en Chile hubiera una dictadura", señaló la titular de la Segegob.

"Recuerdo que para los actos del colegio mis padres, mi hermana y yo nos sentábamos cuando había que cantar la segunda estrofa del Himno Nacional. En un colegio conservador, nosotros nos sentíamos muy distintos. Mi papá decía que nunca había que ocultar lo que uno era", concluyó.

Relacionados
Lo + de País