Tópicos: País | Policial

Periodista de Ciper por caso Joannon: Es valiosa la actitud de la congregación

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El periodista Gustavo Villarrubia revisó los detalles del más reciente caso que impacta a la iglesia católica nacional.

"Hay casos terribles con certificados de defunción", sostuvo.

Periodista de Ciper por caso Joannon: Es valiosa la actitud de la congregación
 Ciper

Tras el reportaje publicado el 11 de abril, la Congregación de los Sagrados Corazones alejó al sacerdote de sus funciones.

Llévatelo:

El periodista Gustavo Villarrubia, autor del reportaje "Los niños dados por muertos que el cura Gerardo Joannon entregó para adopción" de Ciper Chile, revisó los pormenores de la impactante investigación que terminó con la suspensión del sacerdote de sus labores religiosas.

El periodista de Ciper Chile aceptó hablar con Una Nueva Mañana en Cooperativa, donde sostuvo que valora la actitud adopatada por los Sagrados Corazones en torno al hecho, en una investigación por la adopción irregular de menores en las décadas de los 70 y 80 que aún "no está cerrada" por lo cual por política editorial, han resguardado los nombres de los involucrados.

"Me parece valiosa la actitud que tuvo la Congregación de los Sagrados Corazones, no como antaño. Desde el primer momento no sólo no cuestionó sino dijo: usted señor no celebra más misas", indicó el profesional.

Villarrubia no ocultó a su vez estar impactado por el mea culpa del religioso, indicando que en otros casos de irregularidades esto no suele ocurrir.

"Es increíble la valentía y la honestidad que tuvo el cura Gerardo Joannon, no sólo en reconocer que había participado sino que nos cuenta el modus operandi", destacó el periodista considerando que "estamos en una sociedad que hace lo contrario y tapa todo", sostuvo.

"Si bien no pide perdón, él cuenta y da sus razones" agregó Gustavo Villarrubia, añadiendo que según Joannon "en su momento él hizo lo creía estaba bien, pero hoy no lo haría porque las cosas cambiaron".

La búsqueda de los padres y responsables

De acuerdo al relato del sacerdote Gerardo Joannon, su labor para arrebatar los recién nacidos de sus madres, era para evitar los abortos, pero el periodista de Ciper Chile prefiere señalar que serán otras instancias las que hagan el juicio sobre dicho comportamiento.

"El sacerdote entraba cuando estas familias -que se decían católicas- se acercaban a él diciéndole que su hija estaba embarazada, que era un escándalo en la familia, que no podían soportarlo y querían que la niña no tuviera la guagua. Ahí lo que el sacerdote hacía era contactar a ginecólogos amigos que planificaban todo esto", relató.

"(Joannon) lo que hacía era convencer a la niña para que diera la guagua en adopción pero lo querían igual. Si no lograban convencer en varios casos lo que se hacía era engañarla y el día que daba a luz, salían y les decían que había muerto".

"Hay casos terribles donde incluso mostraban certificados de defunción" sostuvo el periodista recordando que además del sacerdote involucrado en la investigación figuran dos doctores fallecidos, Gustavo Monckeberg Barros (falleció en 2008) y Eduardo Keymer Fresno (falleció en 1979).

Sobre la búsqueda de los padres biológicos de los adoptados, Gustavo Villarrubia reconoce que "esto podía ser una bola de nieve y así lo ha sido. Hemos recibido más de 100 correos sobre las situaciones que hemos mencionado o aún peor", lamentando que la justicia no haya hecho nada ante las denuncias que con antelación dejaban en evidencia lo sucedido.

Relacionados
Lo + de País