El crédito que el Banco de Chile le dio a la nuera de Michelle Bachelet

Caval Ltda. recibió unos 6.500 millones un día después de la segunda vuelta presidencial.

El 50% de la sociedad es propiedad de Natalia Compagnon, esposa de Sebastián Dávalos.

Agencia UNO
Natalia Compagnon -que está con Sebastián Dávalos hace más de 10 años- gestionó personalmente ante Andrónico Luksic el millonario préstamo.

Natalia Compagnon -que está con Sebastián Dávalos hace más de 10 años- gestionó personalmente ante Andrónico Luksic el millonario préstamo.

Críticas de parlamentarios de oposición ha generado el reportaje que desveló el millonario crédito que un día después de la segunda vuelta presidencial recibió del Banco de Chile la sociedad Exportadora y de Gestión Caval Limitada, cuyo 50% pertenece a Natalia Compagnon, nuera de Michelle Bachelet.

La revista Qué Pasa detalló que la empresa consiguió un préstamo de 265.980 unidades de fomento (cerca de 6.500 millones de pesos a valor actual) para comprar tres predios agrícolas en Machalí, Región de O'Higgins.

La idea de Caval Ltda. era comercializar estos terrenos una vez que cambiara el plano regulador de la zona, en trámite en 2013, y que permitiría que de uso rural pasaran a urbano, en una zona definida como la favorita de los más acomodados habitantes de la capital regional.

En enero de 2014 se firmó la compraventa y en marzo los fundos Santa Elena, San Diego y Santa Cecilia fueron inscritos en el Conservador de Bienes de Rancagua a nombre de la sociedad en que Compagnon comparte propiedad con Mauricio Valero Illanes.

A la fecha de la adjudicación del crédito, el gerente de Proyectos de Caval Ltda. era Sebastián Dávalos Bachelet, esposo de Natalia Compagnon.

La historia del negocio se conoce -detalla Qué Pasa- a raíz de que en noviembre de 2014 Sergio Bustos Baquedano demandó a Caval Ltda. por no pago remuneraciones y comisiones que el demandado avalúa en 200 millones de pesos.

Su argumento es que en mayo de 2013 fue contratado para gestionar un crédito bancario y concretar la compra de los terrenos, a lo que la firma responde aclarando que nunca existió un vínculo laboral, sino una relación civil y comercial acotada a una tasación, concluida en enero de 2014.

"El crédito bancario que se buscaba fue obtenido a través de terceras personas", explica Caval en un escrito ante al Primer Juzgado de Letras de Santiago.

De acuerdo al demandante, gestionó sin resultados créditos por el monto total o parcial ante los bancos Santander, Scotiabank, Bci e Itaú.

En el documento citado por QP, Bustos afirma que "las dificultades para la obtención del préstamo radicaban en el hecho de tener Caval Ltda, poco más de un año y medio de vida y un capital de $ 6 millones y a lo que se sumaba que sus socios tampoco tienen solvencia para el monto del crédito necesario".

En suma, se apostaba porque la rentabilidad del negocio -de unas 450.000 UF, según la proyección más optimista- sirviera de antecedente ante la banca, que finalmente no accedió, incluso -como en el caso de Itaú- recordando el seguimiento especial que tendría una operación así por ser sus solicitantes Personas Expuestas Políticamente (PEP), como define la ley.

subir Las versiones sobre el crédito del Banco de Chile

El negocio finalmente se concretó con el préstamo del Banco de Chile, sobre cuya tramitación hay dos versiones contrapuestas, expuestas por el juicio laboral que enfrenta Caval Ltda.

Según Bustos, fue él quien realizó la gestión con ayuda de un ex funcionario del mismo banco, quien contaba con amplia experiencia. Así, se habría conseguido una primera reunión con el Chile el 3 de septiembre de 2013. Ahí, el subgerente de Grandes Empresas del banco, José Manuel Carvallo, valoró el proyecto, pero explicó que por los antecedentes de Caval se necesitaba verificar las cifras y sumar más garantías.

De acuerdo a Caval Ltda., Bustos no tenía autorización de la empresa para estas gestiones y fue su director general, Mauricio Valero, quien tramitó el préstamo.

subir Reunión personal con Luksic

"Apremiados porque el plazo del preacuerdo de compraventa de los terrenos vencía la primera semana de noviembre de 2013, buscaron el apoyo de las autoridades de la institución. Esa semana Natalia Compagnon se reunió en la casa matriz del Banco de Chile con dos de sus máximos ejecutivos, con quienes acordó seguir tramitando el crédito por los canales regulares del banco", relata Qué Pasa.

Según el medio, la cita solicitada por Caval "se realizó el miércoles 6 de noviembre de 2013 –primero estaba agendada las 10 am y luego se postergó para las 13.30– en la casa matriz de la entidad, Ahumada 251, 2° piso", y en ella se vieron las caras "Natalia Compagnon y el director y vicepresidente del Banco de Chile, Andrónico Luksic".

"Además de Luksic en la reunión también estaba presente, en representación del banco, Eduardo Ebensperger, entonces gerente de Grandes Empresas e Inmobiliaria", señala la nota.

"Consultados, en Caval confirman esta reunión y que allí se trató el tema del préstamo. Allí acordaron que este debía seguir tramitándose por los canales regulares y ser discutido en el Comité de Crédito. El financiamiento de $ 6.500 millones para el proyecto de Caval finalmente fue aprobado por el banco el 16 de diciembre de 2013", dijo Qué Pasa.

La revista quincenal agrega que en la preparación del juicio laboral Bustos "logró anexar como prueba -pese a las protestas de Caval- la carta que el Banco de Chile envió el 16 de diciembre detallando los términos y condiciones del crédito aprobado".

"En ese documento se informa que es un crédito bullet -se paga en una cuota- con una tasa de interés fija UF+ 5,33% base anual y tuvo como garantía la hipoteca de los terrenos y como avales a Mauricio Valero y Natalia Compagnon", que sumaron como garantía sus propiedades y los 4 autos Lexus que posee la empresa.

Para el banco, se habían "evaluado las actuales condiciones generales del mercado, el buen comportamiento en el sistema financiero del deudor y de sus actuales accionistas; la trayectoria y respaldo patrimonial de estos y la actual situación financiera de la compañía y sus socios".

Finalmente, con el dinero en su poder, Caval Ltda. pudo comprar los terrenos, pero enfrentó otro problema: El cambio del Plan Regulador Intercomunal de Rancagua no se concretó, situación que no cambiará -se espera- antes de 2016.

Como la venta demoró más de lo presupuestado, "debieron solicitar una prórroga al Banco de Chile para el pago del crédito".

"Finalmente, desecharon los planes para que se construyera un hotel y un mall en el lugar y tuvieron que reducir el precio de venta, buscando empresas que quisieran hacer bodegaje: esto es comprar los terrenos agrícolas y mantenerlos hasta que cambie el plano regulador y suban los precios", relata el reportaje.

Así, casi en el límite del plazo Caval Ltda. logró una promesa de compra con Inmobiliaria Ruta 86 por 9.500 millones de pesos, casi 3.000 más de lo que recibieron del Banco de Chile.

subir Críticas desde la derecha

Hecho público el millonario monto del préstamo, desde la derecha salieron las primeras críticas, enfatizando parlamentarios que una relación tan estrecha entre el círculo cercano de la Presidenta y el banco de la familia Luksic podría incluso inhibir la fiscalización de las empresas del grupo.

En esta línea, en diputado UDI por Rancagua, Issa Kort, aseguró que se deben fiscalizar los "créditos multimillonarios express", al tiempo que dijo que el plano regulador "debe estar hecho a la medida de las necesidades de la ciudadanía y no de intereses de familia de Presidenta".

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio