Tópicos: País | Salud Aumentar tamaño Disminuír tamaño

Chile tiene la tasa de abortos más alta de América Latina

Aunque en es ilegal, el número de interrupciones del embarazo que se realizan en nuestro país supera largamente al de países donde esta práctica es permitida.

Un estudio asegura que Chile registra la tasa de abortos más alta de América Latina, hasta llegar a 40.000 abortos al año, pese a que esta práctica está prohibida.

 

El doctor Aníbal Faúndez, coordinador del Comité de Derechos Sexuales y Reproductivos de la Federación Internacional de Ginecólogos y Obstetras, destacó que en los países donde esta práctica está legalizada no se produce con mayor frecuencia.

 

"Acá se tiene la menor tasa de mortalidad materna por aborto, pero sin duda se tiene la tasa más alta de abortos de la región", dijo el experto chileno que reside en Brasil.

 

El estudio indica que en Chile la tasa de abortos es de 50 por cada mil mujeres en edad fértil. Estos números rebasan largamente a los de Alemania, Bélgica y Holanda donde, países donde esta práctica es legal y en los que, según el estudio, las tasas de aborto son menores a 10 por cada mil mujeres.

 

La cifra, en tanto, se acerca a los entre 60 y 70 abortos por cada mil mujeres que se realizan en Rusia, Rumania y Vietnam, países que poseen las mayores tasas a nivel mundial.

 

Según el informe, en países como Colombia y Brasil, donde la interrupción del embarazo se produce con restricciones (como en casos de violación o por razones terapéuticas), la cifra llega a 30 y 40 por cada mil mujeres, respectivamente

 

En Chile está prohibido el aborto aunque sea por razones médicas o esté en peligro la vida de la mujer.

 

Aunque los abortos informados en Chile son 40.000, la llamada "cifra negra" de abortos se eleva a los 160.000, según expertos en materia reproductiva.

 

Las estadísticas oficiales reflejan sólo los registros de mujeres que son arrestadas por practicar el aborto, las que mueren tras un aborto clandestino y las que acuden a hospitales producto de una complicación. (EFE)

Repercusión en Twitter

Publicar en su sitio