Menor que fue prioridad nacional por tres años fue trasplantada de corazón

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl

La intervención terminó durante la madrugada de este sábado.

Monserrat Sarmiento, de nueve años, nació con una cardiopatía congénita.

Menor que fue prioridad nacional por tres años fue trasplantada de corazón
 Facebook
Llévatelo:

Tras tres años como prioridad nacional, Monserrat Sarmiento, de nueve años de edad, fue trasplantada de corazón en el Hospital Clínico de la Red de Salud UC Christus, luego que se encontrara un donante compatible durante la tarde del viernes. 

La intervención quirúrgica tuvo una duración de entre 10 a 12 horas y terminó durante la madrugada de este sábado.

En el más reciente parte médico, el director del Hospital Clínico, Ricardo Rabagliati, informó que la menor "se encuentra estable en la Unidad de Cuidados Intensivos Cardiovascular Pediátrica y dada la naturaleza de su condición, los días siguientes serán de cuidados y permanecerá en la unidad".

Tras la intervención, "que fue encabezada por el doctor Pedro Becker, jefe de Cirugía Cardiaca del hospital", la pequeña Montserrat "está siendo atendida por el equipo del programa de Trasplante Cardiaco Pediátrico de la Red de Salud UC Christus", apuntó.

"Agradecemos a todos quienes se han preocupado por el estado de salud de Montserrat y continuaremos informando en coordinación con la familia", manifestó.

"Por fin tenemos lo que siempre hemos esperado"

La menor nació con una cardiopatía congénita que la ha obligado, desde pequeña, a usar marcapasos, pero debió ingresar a la lista de espera en junio de 2015, cuando su estado empeoró.

Un año más tarde, en julio de 2016, ingresó al Hospital Clínico de la Red de Salud UC Christus -recinto donde se atiende- para ser hospitalizada de urgencia producto de un accidente cerebro vascular.

Debido a que conseguir un donante de corazón no es fácil -menos de un 7 por ciento en el caso de los niños-, su familia y el equipo médico decidieron conectarle un corazón artificial para darle más tiempo para encontrar uno.

La madre de la menor, Daniela Maluenda, relató a Cooperativa que frente a la noticia de que había aparecido un donante compatible, vivieron "una mezcla de sentimientos, nerviosismo, miedo, felicidad. Fue una mezcla súper grande. Lloramos harto, lloramos con mi esposo, con nuestra familia más cercana, con nuestros padres, pero con harta fe y esperanza que después de tres años por fin tengamos lo que siempre hemos esperado".

"Ella estuvo súper bien hasta que más o menos a la hora que le contamos que la iban a trasplantar, ella estuvo con miedo, con temor. Monse lo único que preguntó fue si su donante era un pequeño o una pequeña, no sabemos quién es, pero le dijeron que parece que una pequeña, y ella dijo 'sí, yo lo sabía'", narró la madre. 

"Nos sentimos enormemente agradecidos, esto fue -como todo cuanto te llaman, cuando hay un trasplante- fue una cosa de un minuto, donde todo fue locura, gritos, llanto, pena, alegría, una mezcla de sentimientos enormes a nivel familiar y ahora fue un nivel de agradecimiento enorme, porque nuestra hija por fín, podemos ver su corazón latir sin ninguna máquina. Para nosotros es maravilloso", agregó.

Las primeras 24 y 48 horas serán claves para la evolución de la pequeña Monserrat.

Relacionados
Lo + de País