Tópicos: País | Transportes | Alcohol Aumentar tamaño Disminuír tamaño

La historia humana tras la "Ley Emilia" contra los conductores ebrios

Emilia Silva, de nueve meses de edad, murió luego de que un chofer alcoholizado impactara el auto de sus padres.

Éstos iniciaron una campaña para que los responsables de estos casos cumplan penas efectivas de cárcel.

"El dolor de perder a un hijo no lo recupera nadie", pero una ley más estricta sería "un mínimo acto reparatorio para las víctimas", dijo a Cooperativa Benjamín Silva, padre de la bebé.

Una cuenta en Twitter, una página web y otra en Facebook son las vías mediante las cuales una familia está luchando por el endurecimiento de las penas para quienes, conduciendo en estado de ebriedad, causen lesiones graves o la muerte de otras personas.

Emilia Silva Figueroa, de sólo nueve meses de vida, falleció el pasado 21 de enero luego de que Nelson Fariña Jara, un hombre que conducía con 1,9 gramos de alcohol por litro de sangre, impactara el vehículo de sus padres frente a la Municipalidad de Vitacura.

"Lo que mató a mi hija fue que él no vio el auto, simplemente frenó en mi auto con el choque, no aplicó el freno. Chocó (luego) con tres bolones frente a la Municipalidad de Vitacura y después chocó con un árbol. Él -me lo dijo un testigo, un funcionario de la Municipalidad- intentó arrancarse corriendo, pero se cayó porque venía tan curado, y lo detuvieron", recordó este martes en conversación con Cooperativa Benjamín Silva, padre de la lactante.

"Yo le paso la Emilia a la Carolina (Figueroa, la madre) parto corriendo detrás a ver al fulano y me detienen dos guardias de la Municipalidad, me dicen: 'No se preocupe, está todo grabado, hay video y ya lo tenemos reducido'. Ahí me doy vuelta y voy a la clínica a tratar de salvar a mi hija", contó.

"A propósito del accidente vino un medio a la clínica donde estaba internada la Emilia en sus últimas horas, me hicieron una nota y una periodista que fue a la formalización (de Fariña) me dijo: '¿Usted sabe que está libre (el responsable)?'. Ahí, al saber que estaba libre, se me ocurrió crear una 'Ley Emilia', porque dije: 'Si está libre es porque hay un problema en la ley', no un problema de interpretación", explicó Silva a Una Nueva Mañana.
Una reparación a las víctimas 

Tras conocerse el caso a través de los medios de comunicación "fue surgiendo apoyo ciudadano a través de las redes sociales. Nosotros creamos un Twitter (@LeyEmilia), que en cuatro días –la inauguramos el jueves- lleva ya más de 8.500 personas adheridas", y en la víspera llegó el apoyo de un grupo de diputados que decidió patrocinar el proyecto de ley.

Actualmente "la legislación no contempla penas efectivas para este tipo de asesinatos. Para mí es un asesinato (...) La reforma busca demostrar que este delito genera una culpa y, en consecuencia, subir el rango de penas, partiendo en cinco años para asegurar cárcel: de cinco a 15 años si hay resultado de muerte y de cinco a 10 años para heridas graves", explicó.

Endurecer las penas sería "un mínimo acto reparatorio para las víctimas", enfatizó.

"Hay un clamor ciudadano de que esto hay que arreglarlo, y es un complemento a lo que está haciendo la actual administración con la ley de tolerancia cero, porque ésta dice que está mal, es delito, manejar con alcohol, pero ahora tiene que haber una sanción legal (correspondiente), y ése es el cambio que con el proyecto se está buscando", indicó Benjamín Silva.

"Sabemos que toda esta lucha por la 'Ley Emilia' no va a correr para el asesinato de nuestra hija, pero de alguna manera para nosotros es súper importante. El dolor de perder a un hijo no lo recupera nadie, pero hay un pequeño porcentaje de él que es tristeza por que las personas maten a alguien y no vayan a la cárcel, y esta ley ayuda a eso", explicó.

Silva contó además que Nelson Fariña va a ser reformalizado el próximo 25 de febrero "a partir del nuevo antecedente, porque cuando se hizo la primera solicitud mi hija administrativamente no estaba muerta. Ya había muerto, pero había que hacer una serie de trámites" para acreditarlo. Aquella fecha va a ser recordada "por el Twitter y por todos los medios, la página web y Facebook", adelantó.

Imagen foto_00000002
Nelson Fariña, responsable del "asesinato" de Emilia –según lo califica su padre- conducía con 1,9 gramos de alcohol por litro de sangre.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Repercusión en Twitter

Publicar en su sitio