Tópicos: Mundo

Mandatario uruguayo acusó a Eduardo Aninat de sugerirle renunciar en 2002

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El presidente uruguayo, Jorge Batlle, acusó al economista chileno Eduardo Aninat, ex subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), de sugerirle dejar el cargo cuando enfrentaba la peor crisis financiera de la historia de esa nación, en julio de 2002. El entonces directivo del FMI le dijo a Batlle que debía renunciar y llamar a elecciones anticipadas.

Llévatelo:

En una larga entrevista con el programa "Agenda Confidencial" del Canal 12 de Montevideo, Batlle detalló que el sábado 20 de julio de 2002 las autoridades del FMI en el momento más grave de la crisis, por medio de Aninat, le pidieron que "hiciera las valijas" (maletas) y llamase a elecciones. Batlle, del Partido Colorado, relató que respondió: "De ninguna manera, si nos teníamos que hundir con el barco, nos hundiríamos". "Le dije a Aninat que de ninguna manera renunciaba, porque usted me está diciendo a mí que en 15 minutos tengo que empezar a hacer las valijas para que me pase lo mismo que le ha pasado a otros, y yo eso no lo voy a hacer", señaló Batlle. El economista de Harvard de 55 años, quien fue ministro de Hacienda de Chile desde marzo de 1994 hasta diciembre de 1999 en el Gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, dejó a fines de junio su cargo en el FMI, al que había llegado el 14 de diciembre de 1999. La revelación de Batlle, que sorprendió a sus compatriotas, se produce dos semanas después de la primera visita oficial a Montevideo del director gerente del FMI, el alemán Horst Koehler. Como el FMI se negó a apoyar los planes del Gobierno uruguayo para tratar de sortear la peor crisis de sus sistema financiero, que concluyó con la quiebra de cuatro bancos, "pedimos el apoyo de Estados Unidos", recordó Batlle en una entrevista con el Canal 12 de Montevideo. Tras realizar gestiones frente al ex secretario del Tesoro estadounidense, Paul O'Neill, el presidente estadounidense, George W. Bush, ordenó prestar asistencia a Uruguay. Washington adelantó hace un año un préstamo de 1.500 millones de dólares para permitir a Uruguay superar la crisis surgida de la pérdida de reservas por 3.170 millones de dólares, mientras negociaba con el FMI, el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) una salida a la situación. El Gobierno uruguayo decidió entonces un canje voluntario de sus bonos, tanto a nivel internacional como local, y logró cambiar papeles por 5.362 millones de dólares, de los 11.600 millones del total de su deuda externa, ampliando los plazos de vencimiento y mejorando los intereses. (EFE)

Relacionados
Lo + de Mundo