Rafael Gumucio: "Todos somos hijos de Pinochet y Don Francisco"

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El autor de "Los platos rotos", novela en que recorre la historia de Chile, cree que tanto el ex dictador como Mario Kreutzberger son dos representantes del régimen que se instauró a partir de 1973.

Llévatelo:

El escritor Rafael Gumucio afirmó que tanto Augusto Pinochet como el animador Mario Kreutzberger, Don Francisco, son dos íconos que permiten comprender aspectos del régimen que se impuso en Chile a partir de 1973.

 

"Todos somos hijos de Pinochet y Don Francisco, porque Pinochet nos mostró la política del nuevo régimen y Don Francisco la estética de ese nuevo régimen que es el que impera hoy en día", manifestó el autor de "Los platos rotos", una novela en la que repasa la historia de Chile y donde les dedica un capítulo a ambos personajes.

 

Gumucio presenta al animador de "Sábados Gigantes" como una persona que, pegada a su micrófono, "vivió las transformaciones más profundas del país sin inmutarse".

 

"No apoyó a Frei (Montalva) ni a Allende ni Pinochet, pero mientras a los dos primeros les incomodaban esas sesiones televisivas en que los pobres lloraban por un auto y gritoneaban por una lavadora, a Pinochet le pareció un complemento perfecto para el país que él construía desde las sombras", afirma el autor en "Los platos rotos".

 

Gumucio dijo en entrevista con Por la Mañana en Cooperativa que Don Francisco y su proyecto de la Teletón jamás hubiese sido posible de sacar adelante en los años previos a la dictadura, porque cree que tal como está diseñada la campaña, hubiese sido "muy mal vista".

 

"Para mí fue bastante representativo ver cómo en el momento de la transición, las empresas de izquierda, o no sé, por ejemplo, el sello Alerce, la revista (...) Apsi, esta misma radio, todos se fueron enrolando a la Teletón y yo creo que la Teletón era algo que en los años 60 habría sido muy mal vista por todos y de alguna manera todos hemos entrado en este mismo consenso", sostuvo.

 

Para el novelista esta adhesión se expresa en la lectura general que se hace al pensar en que "los empresarios son buenas personas cuando (en realidad) están lucrando gracias a la pobreza y la misería ajena, que es lo que pasa en la Teletón".

 

"Es todo un sistema que es como de tratar a la gente como si fueran mendigos y de hacer comercio con todo y eso no me interesa, no me gusta", recalcó.

 

Pese a la dureza de sus palabras, Gumucio no tiene reparos en reconocer que Don Francisco "es un gran comunicador y gran animador. Alguien que ha tenido una carrera muy sobresaliente", que tal vez tuvo la mala fortuna de no tener alguien que contrapesara la excesiva repercusión que tuvo su figura durante la dictadura.

 

En ese sentido dijo que lo ideal es que en el pasado hubiesen existido "más contrastes" en la televisión.

 

"Los platos rotos", de Editorial Sudamericana se encuentra a la venta desde principios de mes en las librerías del país.

Relacionados
Lo + de Cultura