Se despidió Marcelo Salas, el último gran ídolo del fútbol chileno

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

En una noche llena de emoción y simbolismos el goleador histórico dijo adiós a la actividad.

El artillero fue despedido por un Estadio Nacional repleto, que lo ovacionó de pie.

Llévatelo:

En una noche llena de emoción y simbolismos José Marcelo Salas Melinao, el goleador histórico de la selección chilena, dijo adiós al fútbol ante un Estadio Nacional repleto que lo ovacionó y le agradeció tantas alegrías vividas tanto con la camiseta roja del equipo de todos y la azul de Universidad de Chile, el club de sus amores. 

La noche de este 2 de junio de 2009 quedará enmarcada en el corazón y la memoria del delantero nacional, ya que acompañado de muchos amigos ex futbolistas puso fin a su extensa y laureada trayectoria que incluyó grandes éxitos deportivos tanto a nivel nacional como internacional. 

La fiesta de Salas comenzó plagada de emociones, ya que el zurdo de Temuco salió al campo de juego acompañado de sus hijas Catalina y Camila y en el centro del campo del recinto de Ñuñoa recibió la ovación de las 60 mil almas presentes, pero que sin duda representaban a todo Chile. 

Imagen
Marcelo Salas y su clásica celebración, rodilla al piso y dedo indice al cielo. (Foto: Photosport)

Tras los homenajes respectivos, se dio inicio al fútbol, en un duelo entre la selección chilena y un combinado de estrellas. 

En la cita participaron grandes estrellas del fútbol mundial como Iván Zamorano, Enzo Francescoli, Paolo Montero, Ariel Ortega, Hernán Díaz, David Trezeguet, David Pizarro, José Luis Sierra, Eduardo Berizzo, entre otros. 

Salas jugó los 80 minutos de partido y brindó pinceladas de su talento. De hecho, anotó tres goles, dos de ellos de gran factura futbolística.

En el primero de la noche finalizó con un toque delicado ante Nicolás Peric, tras gran jugada colectiva entre él, Marcelo Vega y Moisés Villarroel, compañeros de la selección mundialista de Francia '98.

Luego, un centro de Fabián Guevara desde la izquierda le permitió al "11" elevarse sobre Jorge Vargas y con un certero frentazo celebrar en el codo sur de Ñuñoa, el lugar donde tantas veces puso su rodilla al piso y alzó su dedo indice al cielo en señal de victoria.

El resultado final, empate 3-3 entre ambos equipos, quedará en segundo plano, ya que lo más importante de esta fría noche fue el aplauso generoso para decirle adiós y agradecerle al ídolo, al goleador histórico de la selección chilena y al que para muchos será uno de los mejores artilleros que ha dado el fútbol nacional. 

 

La historia de "El Matador"

El primer partido de Marcelo Salas en la titularidad de Universidad de Chile fue ante Cobreloa el 4 de enero de 1994, donde mostró sus credenciales y anotó un gol en el arco sur de Calama. 

De ahí en más, sólo alegrías anotando goles por la U (1993-1996, 2005-2008), River Plate de Argentina (1996-98, 2003-05), Lazio (1998-2001) y Juventus de Italia (2001-2003). 

Siempre fue campeón: dos títulos nacionales con la U ('94-'95), dos torneos de Apertura ('96, '97), dos de Clausura ('97 y 2004) y una Supercopa sudamericana ('97) con River, dos Supercopa de Italia ('98 y '00), un Scudetto, una Copa Italia (2000), una Recopa de Europa ('99) y una Supercopa de Europa ('99) con Lazio, y dos Scudettos ('02 y '03) y una Supercopa ('03) con Juventus. 

Representando a nuestro país Salas se llenó de gloria al titularse como el máximo goleador histórico (37 conquistas), anotó 4 goles en el Mundial de Francia 1998 y en 1997 recibió el premio al Mejor Jugador de América. 

Sin duda, el mejor delantero nacido en estas tierras.

Relacionados
Lo + de Deportes