Tópicos: Entretención | Cine Aumentar tamaño Disminuír tamaño

Estas son las figuras que inspiraron la película "No" de Pablo Larraín

Políticos y publicistas revelaron detalles sobre la campaña opositora de 1988.

Aparecen desde las inseguridades políticas hasta acusaciones de ser un programa "pepsicolero".

Relacionados

El trabajo que convenció a miles de chilenos de evitar la permanencia en el poder de Augusto Pinochet en 1988 es el tema en que se centra la nueva película del cineasta nacional Pablo Larraín, titulada simplemente "No" y que ya se ha ganado la aprobación de la crítica extranjera tras su paso por el festival de Cannes.

Imagen
Gael García Bernal en "No".

Se trata de una cinta de ficción que contó con la asesoría y apoyo de los protagonistas reales de la histórica hazaña, que recordaron junto a Cooperativa el apremio y urgencia de esos meses decisivos.

José Manuel Salcedo, inspirador del personaje que interpreta Gael García Bernal en el filme y una de las figuras creativas de la franja opositora, contó las dos claves que siempre tuvieron en mente para convencer a los votantes.

"No hay una manera más eficiente de transmitir confianza, que tener nosotros mismos la confianza de que íbamos a ganar y que era imposible que el resultado fuera desconocido. Y la alegría, la música, juegan un papel muy importante, porque no hay nadie que tenga más confianza en sí mismo que las personas que tienen humor. El humor es algo que indica que esa persona está confiada", explicó el publicista.

Salcedo destacó que "la televisión era una oportunidad única" y que "hay que pensar que durante 15 años, la oposición al gobierno de Pinochet había estado ausente de los medios de comunicación", por lo que "era una herramienta absolutamente fundamental, así como para los del gobierno, que controlaban las 24 horas del día la TV no era una cosa decisiva".

"Tal vez por eso -añadió-, se lo tomaron muy livianamente e hicieron una campaña muy mala".

subir La rabia contenida

Eugenio García, quien también fue creativo en la campaña del "No", recordó la duda que enfrentaron algunos políticos cuando se les planteo una franja que privilegiaba la alegría, por sobre el recuerdo de los duros hechos sufridos por la oposición durante la dictadura.

De esta manera, relató que "había una gran rabia contenida contra el gobierno de Pinochet, durante los 17 años. Toda la gente estaba buscando decirle en su cara lo que había sido la experiencia de este gobierno, entonces la gente esperaba una campaña mucho más agresiva y a nosotros eso nos parecía que era impropio, que no era lo que había que hacer porque volveríamos a asustar a la gente que teníamos que convencer que votara por la opción 'No', que no había peligro en ello".

"Sin embargo, tuvieron la suficiente habilidad e inteligencia para decir 'mira, al final de cuentas, es bueno. Si se trata de convencer a los indecisos este es un camino que parece más conveniente que el otro", advirtió.

En la misma línea, el sociólogo Eugenio Tironi, quien fuera el encargado de las estadísticas y análisis en la campaña, expuso que la opción del equipo fue salirse de los márgenes y optar por una formula diferente.

Para Tironi, "lo que había que hacer era remover lo que les impedía actuar y ese obstáculo tenía un nombre que se llamaba 'miedo'. Miedo y escepticismo. Miedo y desesperanza. Y para removerlo, lo que había que hacer era aplicar otro tipo de lenguaje, crea tipo de vínculo y eso fue lo que dio nacimiento a la campaña y a la franja del 'No'".

subir "Pepsicolero"

Juan Gabriel Valdés, que inspiró al personaje de Luis Gnecco en "No", fue en 1988 el vínculo entre la clase política opositora y los creativos de la campaña y recuerda con claridad las tensiones que se generaron entre ambas partes por la diferencia de criterios sobre lo que debía ser la franja.

"Al principio mucha gente reaccionó frente al programa del 'No', diciendo 'es pepsicolero, parece una publicidad dirigida a los jóvenes'. Esa misma gente que había encontrado blando lo que habíamos hecho al principio nos llamaba seis o siete días más tarde, para decirnos 'niños, se están pasando de la raya y nos van a cerrar el programa'", reveló.

Así, "nosotros lo que fuimos haciendo fue medir hasta dónde podíamos ir en el ataque a la dictadura. En mostrar, digamos, la falsedad de todo el proceso que ellos pretendían llevar a cabo".

Juan Enrique Forch, publicista que junto a José Manuel Salcedo inspiran al protagonista de "No", fue una de las mentes principales tras la iniciativa opositora y, por lo mismo, no estuvo ajeno a las amenazas de los agentes de la dictadura.

"Eran tiempos duros, eran tiempos de dictadura, eran tiempos donde la represión era muy fuerte y en los cuales ellos (los militares) tenían el poder total en sus manos. Por lo tanto, trabajar en una opción distinta a la que ellos imponían era de todas maneras un riesgo", describió.

En el ambiente se respiraba "una gran, gran tensión, pero también un gran optimismo en que íbamos a ser capaces de ganar. Entonces prácticamente nosotros estábamos trabajando frente a un enemigo que nos estaba apuntando con armas y nosotros lo único que teníamos eran cámaras", sentenció.

"No" la película también retrata a otros involucrados en propaganda contra la dictadura durante el plebiscito de 1988, como Genaro Arriagada o Jaime de Aguirre. Este martes se lanzó el sitio web oficial del filme, mientras que su estreno esta programado para el próximo 9 de agosto.

Repercusión en Twitter

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Publicar en su sitio