MOP verificó destrucción de caminos tras erupción del Llaima

Bitar llamó a prevenir cualquier situación de riesgo.

Sernageomin aseguró que el mayor peligro ahora son los "lahares".

Relacionados

El ministro de Obras Publicas, Sergio Bitar, llegó hasta la localidad de Cherquenco para reunirse con el Comité de Emergencia y analizar la situación de los caminos a raíz del aumento de actividad en el Volcán Llaima durante la semana pasada, asegurando que lo más importante por el momento es prevenir cualquier situación de riesgo.

"Hay que prevenir y es por eso que quiero dar una vuelta por la zona cero, que es peligrosa, pero vamos a entrar ahí para ver que caminos se nos cortaron y tenemos que reponer y también ver cómo prevenimos", dijo.

Agregó también que hay algo que "lo dejó más preocupado y es que se tapó el volcán, y los expertos de Sernageomin dice que este volcán cambio su reacción en el último tiempo, en vez de irse de a poquito, se pegó un solo guaracazo, y que a veces no alcanzan ni reaccionar, entonces esa parte es la que tenemos que estar atentos".

Imagen
La semana pasada se decretó alerta roja en la zona.

En tanto, el director nacional del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), Alejandro Vio, aseguró que por el momento no hay mayor peligro en las zonas aledañas al Llaima, pero que los lahares son un fenómeno del que hay que preocuparse.

"No hay mayor peligro en este momento, no, el mayor peligro insisto es el de los lahares, el derretimiento rápido de una masa de agua muy grande", dijo.

Por el momento y según el sistema de mediciones la energía liberada por el macizo es entre 15 y 20 RSAM (Real-time Seismic-Amplitude Measurement, Medición de Amplitud Sísmica en Tiempo Real), lo cual es un drástico cambio al nivel de la semana, pasado cuando se debió decretar alerta roja por unos 1.400 RSAM que emitía el volcán.

El pasado miércoles se informó que la baja actividad que presenta el volcán Llaima, se debe a la obstrucción de su cráter, lo que podría significar que el macizo acumula energía, traduciéndose en una sismicidad mayor, es por eso que las alertas amarillas y rojas (en las zonas de Curacautín, Captrén y Vilcún) se mantienen.

Repercusión en Twitter

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Publicar en su sitio