Macron quiere a la "baguette" francesa como patrimonio mundial

Los franceses consumen unos 10.000 millones de barras de ese crujiente pan al año, equivalente a 320 cada segundo.

La "baguette", ese tipo de pan alargado y crujiente símbolo de la idiosincrasia francesa, tiene que estar protegido por la ONU y convertirse en un producto patrimonio mundial de la humanidad, defendió el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Según informó hoy la prensa local, Macron expresó ese deseo después de haber recogido la sugerencia de los responsables del sector de la panadería y bollería en Francia.

"Francia es un país de excelencia en la elaboración del pan. La 'baguette' es la envidia del mundo entero. Hay que preservar esa excelencia y ese método de elaboración, por ello tiene que ser inscrita como patrimonio" en la lista de la Unesco, alegó el mandatario.

Según las estadísticas, los franceses consumen unos 10.000 millones de barras de ese crujiente pan al año, equivalente a 320 cada segundo.

De media cada persona come 120 gramos diarios de "baguette", hecha de harina, agua, sal y levadura.

Sin embargo, su consumo ha menguado a lo largo de las décadas, pues es tres veces menor a lo que se ingería en 1950.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio